Actualizado 02/12/2021 13:56 CET

Lukashenko asegura que la nueva Constitución de Bielorrusia mantendrá el poder presidencial "en el centro"

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko.
El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko. - -/Belrusian Presidency /dpa

Dice que el referéndum constitucional se celebrará en febrero de 2022 "a menos que comience una guerra"

El mandatario se muestra dubitativo sobre presentarse a la reelección

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, ha garantizado este jueves que la nueva Constitución del país mantendrá el poder presidencial "en el centro" y ha indicado que el proyecto podría someterse a referéndum en febrero de 2022, según lo previsto, "a menos que se desate una guerra, Dios no lo quiera".

"Al igual que hoy, el presidente formará el Gobierno, ejercerá como jefe del Estado y mantendrá fuertes poderes", ha avanzado el mandatario, que ha señalado que "en ningún caso debe haber una dualidad de poderes".

En este sentido, ha defendido que el borrador de la nueva Carta Magna "refuerza el papel del Gobierno y del Parlamento", además de ampliar el protagonismo de la Asamblea Popular de Bielorrusia, máximo órgano representativo del pueblo y que debatiría los temas más candentes y marcará la agenda política, tal y como ha explicado durante una entrevista con la agencia de noticias rusa Sputnik.

Sobre la publicación del anteproyecto de ley para la enmienda constitucional, ha matizado que se producirá en "un par de semanas, antes de Año Nuevo". Lukashenko, en el poder desde 1994, fue reelegido para un sexto mandato en unas polémicas elecciones celebradas en agosto de 2020 y en las que la oposición denunció la existencia de fraude.

Poco después, Lukashenko se mostró dispuesto a ceder parte de sus competencias presidenciales a otros organismos de poder y resaltó la necesidad de modificar la Constitución. La Comisión Constitucional, que se encarga de redactar el anteproyecto, comenzó a trabajar en ello en marzo de 2021.

Este mismo jueves, Lukashenko se ha mostrado dubitativo sobre la posibilidad de presentarse a la reelección en las próximas elecciones presidenciales que se celebren en el país. "Honestamente, no lo sé", ha dicho antes de aclarar que su decisión dependerá de la situación que atraviese entonces el país.

Según la Comisión Electoral Central de Bielorrusia, las próximas elecciones presidenciales tendrían que llevarse a cabo antes del 20 de julio de 2025. Sin embargo, el propio Lukashenko no ha descartado convocar antes los comicios tras la reforma de la Constitución.

EEUU ACUSA A BIELORRUSIA DE VIOLAR EL DERECHO INTERNACIONAL

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha afirmado este mismo jueves que el país continúa incurriendo en violaciones del Derecho Internacional, así como sus compromisos en el marco de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europea (OSCE).

Durante una intervención en el Consejo de Ministros Exteriores de la entidad, ha instado a Minsk a "poner fin a la violencia, liberar a todos los presos políticos y cumplir con la demanda del pueblo de celebrar elecciones libres y justas".

Asimismo, ha solicitado a las autoridades que "dejen de utilizar a los migrantes como un arma" en relación a la crisis en la frontera del país. Blinken anunció el miércoles que Washington está dispuesto a adoptar nuevas sanciones contra Bielorrusia en cooperación con la Unión Europea y otros socios.

Durante los últimos meses, Lituania, Letonia y Polonia han denunciado un fuerte incremento del cruce ilegal de personas a través de la frontera con Bielorrusia y han acusado al país vecino de orquestar una crisis en represalia por las sanciones impuestas desde Bruselas a raíz de las elecciones celebradas en agosto.

Las autoridades bielorrusas siguen rechazando estas acusaciones y Lukashenko ha manifestado que Minsk simplemente se ha negado a seguir "conteniendo a los migrantes dado que ya no tiene dinero ni fuerzas para ello".

Para leer más