Publicado 08/07/2021 13:37CET

Macri avisa de que Fernández será "el último populista" que lidere Argentina ante una Latinoamérica "autocrática"

Archivo - El expresidente argentino Mauricio Macri
Archivo - El expresidente argentino Mauricio Macri - AMILCAR ORFALI - Archivo

Asegura que Argentina entrará en "una nueva etapa" con las elecciones de noviembre

Afirma que España también "necesita recuperar un rumbo que no ha establecido con claridad en los últimos años"

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Argentina Mauricio Macri ha arremetido este jueves contra el Gobierno de Alberto Fernández, que considera que será el "último populista" al frente del país, y ha alertado de que Latinoamérica se encuentra "asediada por visiones autocráticas" donde se "entregan las libertades a alguien con poder" para que "resuelva las cosas".

En un discurso con motivo de la clausura de los cursos de verano del Partido Popular Europeo en Madrid, el exmandatario ha señalado que cree que este "será el último Gobierno populista de la historia argentina" debido al "colapso y la puesta en evidencia de la ineptitud" del Ejecutivo.

"Se ha perdido el foco en la ineptitud, pero se ha provocado una destrucción de recursos sistemática en función de un efímero presente que hipoteca el futuro", ha dicho, si bien se ha declarado "optimista a largo plazo". "Soy pesimista en el corto plazo porque en Argentina se esta sufriendo mucho y vamos a seguir sufriendo un tiempo más, pero optimista a largo plazo porque es una maduración, un aprendizaje profundo".

Así, ha hecho hincapié en que durante su Gobierno también se aprendió y ha matizado que "no se van a cometer errores por recorrer caminos fallidos otra vez". Durante el evento, en el que también ha participado el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha lamentado además que Latinoamérica se encuentre "asediada" por "visiones autocráticas en las que se le pide al ciudadano cada vez más poder".

Respecto a su propio Gobierno, que siguió al de Cristina Fernández y tuvo lugar entre 2015 y 2019, ha aseverado que se trató de un "prólogo del cambio" y ha aventurado que el país volverá a dar un paso definitivo "hacia delante".

En este sentido, ha destacado que "España también necesita recuperar un rumbo que no ha establecido con claridad en los últimos años" y ha alertado de que el populismo "rechaza la cultura del trabajo, la superación personal, la competencia y la modernización", algo que nos "pregona la igualdad hacia abajo" y nos garantiza que "el Estado lo resolverá todo".

"Caer en el inmovilismo democrático es muy malo. Como en la vida hace falta equilibrio", ha matizado antes de recalcar que el "poder corrompe, pero el poder absoluto corrompe de forma absoluta".

Con la vista puesta en las elecciones del próximo mes de noviembre, Macri ha defendido que Argentina "entrará en una nueva etapa", dado que "tal vez uno de los primeros países donde empezó el populismo sea el primero en deshacerse de él".

LA PANDEMIA Y LAS LIBERTADES

En relación con la gestión de la pandemia de coronavirus por parte del Gobierno de Fernández, el expresidente ha acusado al Ejecutivo de "utilizar la pandemia para ir hacia atrás". "Ninguna pandemia justifica avasallar las libertades de la gente, violar la Constitución del país, que es la ley madre", ha apuntado.

"El Estado en una emergencia tiene que saber reaccionar, pero siempre confiando en el ciudadano y no atropellándolo. Y lo que hemos visto es una cuarentena eterna, encerrando a la gente mas allá de cualquier pronóstico razonable de salud mental, porque el encierro ya es un daño gravísimo en sí mismo", ha condenado.

Para él, se trata de un "capítulo sobre la destrucción de la vida laboral de la gente", aunque ha reconocido que "hemos vivido en un mundo que ha actuado precipitadamente, desordenadamente, donde los autoritarismos se han aprovechado para echar mano a las libertades".

Macri se ha quejado así de que el Gobierno argentino gobierne por decreto y "no haga avalar por el Congreso las medidas tomadas". A su vez, ha denunciado que cientos de argentinos no puedan regresar actualmente al país debido a las medidas impuestas para frenar el avance del virus, que ha dejado en Argentina más de 4,9 millones de casos y cerca de 97.000 fallecidos desde que comenzó la pandemia.

"Tampoco ha habido transparencia en la compra de vacunas. Se han apoyado en la Sputnik principalmente y no en las americanas. (...) De vuelta al autoritarismo. ¿Cómo te vas a negar en una emergencia, con todos estos laboratorios trabajando a contrarreloj? Es sentido común. (...) Es criminal elegir solo una (vacuna) porque es la que coincide contigo ideológicamente cuando está en juego la vida de la gente", ha manifestado.

Por otra parte, ha insistido en que Argentina tiene un Gobierno que ha llegado a la "máxima plenitud de este modelo destructivo, que es decir que le puedes cobrar a los argentinos los impuestos que se te antojen para gastarlos en lo que a ti se te ocurra".

"Creen que aumentar impuestos va a funcionar eternamente pero hoy en un mundo globalizado, más que nunca, no solo migra el capital, migran las personas. El éxodo que ha habido lamentablemente en Argentina en este último año y medio no se ha visto nunca en esta historia", ha continuado antes de asegurar que "una parte importante de la gente capacitada y que puede emprender ha decidido emprender su vida en otro lugar porque siente que este modelo de atropello, de no reglas, pone en riesgo que sus hijos tengan futuro".

Sobre este punto, ha calificado el sistema como uno "anárquico" y ha dicho que se está viviendo, durante la pandemia, un "aprovechamiento para desactivar de vuelta sistemas democráticos con todas sus falencias".

Contador

Para leer más