Malaysia Airlines: Más de 500 muertos en cuatro meses

Actualizado 20/07/2014 15:33:03 CET
Homenaje al avión MH17 derribado por un misil en Ucrania
Foto: CHINA STRINGER NETWORK / REUT
   

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

   ¿Qué está pasando con los aviones de Malaysia Airlines? Ésta es la pregunta que muchos se están haciendo y que recogen ya algunos titulares después de los dos trágicos sucesos que han escrito las últimas y tristes páginas de la historia.

   Y es que son más de medio millar los fallecidos en apenas cuatro meses por la desaparición del vuelo MH370 --lo dieron por estrellado y hundido en el Océano Índico-- y el derribo del vuelo MH17 por un misil lanzado desde la zona separatista en Ucrania.

VUELO MH370, KUALA LUMPUR-BEIJING

   El primer suceso ocurrió el pasado 8 de marzo cuando el vuelo MH370, que cubría la ruta entre Kuala Lumpur y Beijing, desapareció de los radares sin dejar rastro, solo una hora después de despegar. El avión acabó estrellándose en el Océano Índico sur después de haber volado miles de kilómetros fuera de ruta. A bordo iban 239 personas, de ellas 227 eran pasajeros y 12 tripulantes. Todos ellos murieron. La tragedia se cebó con China ya que de las víctimas, 153 eran de esta nacionalidad.

Búsqueda del MH370

   Varios países -entre los que destacan Malasia, Australia, Nueva Zelanda, Japón, China y Corea del Sur- centraron sus esfuerzos en la búsqueda del avión desaparecido con el fin de localizar los cadáveres y de esclarecer las causas de la tragedia. Para ello, se intentó recuperar, sin éxito, las cajas negras de la aeronave, piezas clave para la investigación.

   Las causas que llevaron al MH370 a desaparecer y a terminar sumergido en aguas del Índico se desconocen. Las autoridades malasias no descartan que se produjera un fallo mecánico, pero la principal hipótesis se centra en la acción humana ya que se produjo un cambio de ruta y los sistemas de localización fueron desconectados por alguien que se encontraba dentro del avión.

Homenaje al vuelo MH370

   Por el momento, el misterio del vuelo MH370 sigue sin resolverse y la búsqueda de los restos de la aeronave se trasladadó en el mes de junio a una zona situada más al sur.

VUELO MH17, ÁMSTERDAM-KUALA LUMPUR

   La segunda tragedia de la compañía Malaysia Airlines ocurrió el pasado 17 de julio. El vuelo MH17 cubría la ruta Ámsterdam-Kuala Lumpur cuando fue derribado por un misil tierra-aire y acabó estrellándose cerca de Donetsk, a unos 40 kilómetros de la frontera entre Rusia y Ucrania. Se trata de una zona muy conflictiva donde los enfrentamientos entre los rebeldes prorrusos y las tropas ucranianas son habituales.

Investigadores, cadáveres y rebeldes armados

   En el avión viajaban 280 pasajeros y 15 tripulantes, todos ellos fallecieron. Holanda, es en esta ocasión, la nación más afectada por la tragedia: ha perdido a 193 ciudadanos.

   La investigación se está viendo dificultada por los conflictos existentes en la zona. Los rebeldes prorrusos tienen el control de la región y están complicando las tareas de investigación a los expertos desplazados en el lugar de la tragedia. Varios líderes internacionales como Merkel, Hollande y Cameron exigen a Putin el libre acceso a la zona donde se encuentra el avión

   En un momento en el que se mezcla el luto con una gran tensión, las autoridades rusas y ucranianas se cruzan acusaciones. El Gobierno ucraniano dice contar con "pruebas solventes" de que Rusia participó en el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines al proporcionar a los rebeldes no solo los sistemas de misiles que destruyeron el aparato, sino una unidad de especialistas rusos encargado de controlar la batería de armamento, según el jefe de los servicios de Contraespionaje de Ucrania, Vitali Naida.

Cámara y rebeldes prorrusos

   Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha asegurado que el Gobierno de Ucrania es el responsable de que el avión se haya estrellado, ya que afirma que "esta tragedia no habría ocurrido" si Kiev no hubiese continuado su ofensiva contra los separatistas.

LA TRAGEDIA SE CEBA CON UNA FAMILIA AUSTRALIANA

   Irene y George Burrows, residentes en la localidad de Biloela, en el estado australiano de Queensland, se quedaron en marzo sin su hijo, Rodney Burrows, y su mujer, Mary. Ambos viajaban en el vuelo MH370 que desapareció. Con el derribo del vuelo MH17 en el este de Ucrania, esta familia ha tenido que añadir un nuevo capitulo a la tragedia vivida en marzo: ahora, una de sus nietas, Maree Rizk, y su marido, Albert, figuran entre las víctimas del vuelo MH17.

   Fatalidad o mala suerte, lo cierto es que en cuatro meses la historia de dos aviones comerciales de la misma compañía ha terminado en tragedia y ninguna de ellas tiene aún una respuesta clara a lo ocurrido.

Para leer más