Publicado 12/05/2021 10:58CET

Los manifestantes claman "resistencia" en Colombia mientras siguen saliendo por miles

Manifestante en Cali, Colombia
Manifestante en Cali, Colombia - GABRIEL APONTE/GETTY IMAGES

Dicen estar "cansados" por una crisis de la que responsabilizan a Duque

BOGOTÁ/CALI, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Los colores de la bandera de Colombia, amarillo, azul y rojo, inundan estos días las calles del país sudamericano, izadas por los miles de manifestantes que se encuentran en las calles protestando contra el Gobierno de Iván Duque. Algunos las llevan anudadas al cuello al revés, en señal de repulsa en unas protestas que han dejado 42 fallecidos, según la Defensoría del Pueblo.

La enseña nacional se mezcla en las marchas con otros distintivos indígenas, regionales y estudiantiles, creando un conjunto multicolor, que recorre las avenidas lanzando consignas en reclamo de reformas estructurales profundas.

"Duque retiró la reforma tributaria, que fue lo que hizo germinar la protesta, pero ahora tenemos que vigilar que la ley que la sustituya no vaya a empeorar la situación de la clase media y la clase trabajadora, que han sido las afectadas por el COVID", comenta uno de los manifestantes en Bogotá, boina en la cabeza y bandera al cuello, que prefiere no ser identificado, mientras a sus espaldas la muchedumbre grita "resistencia".

Lo que inició como una huelga ante una medida concreta, se transformó, con el pasar de los días, en una expresión de descontento generalizado ante las condiciones sociales y económicas del común de la población colombiana.

La mayoría de quienes se manifiestan en las calles son jóvenes. Denuncian un sistema educativo caro y excluyente, y la falta de oportunidades laborales.

"Estamos cansados de tener que pagar un montón de dinero para poder estudiar y de que nuestros abuelos tengan que trabajar hasta el final para poder tener una vida sana y bien", lamenta Sandra Larralde, una estudiante universitaria del sector salud, que ha salido a protestar con su uniforme azul de prácticas.

EL TRASFONDO ECONÓMICO

La situación ha empeorado para las clases medias y bajas en el último año, debido a la crisis generada por la pandemia. El Gobierno registró un 14,2 por ciento de desempleo en marzo. Son 486.000 personas más sin trabajo que en el mismo mes del año anterior.

La falta de oportunidades afecta especialmente a los jóvenes. Colombia es el tercer país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) con mayor desempleo juvenil, después de España e Italia.

El 43 por ciento de los colombianos gana menos de lo que necesita para satisfacer sus necesidades. La pandemia ha arrojado a 3,5 millones de ciudadanos más por debajo la línea de la pobreza, según International Crisis Group.

El Gobierno inició el lunes debates con el Comité de Paro, impulsor de la huelga, pero, por ahora, no se ha llegado a ningún acuerdo, después de que los organizadores de las protestas presentasen un documento con un centenar de puntos a cumplir, que desde varios sectores se ha considerado como desproporcionado.

Muchos de quienes protestan en las calles no se sienten representados en los debates. "Duque y su jefe, el ex presidente Álvaro Uribe, son los que han provocado esto. Siempre han reprimido al pueblo. Nunca lo han escuchado. Nunca están con el diálogo. Lo único que hacen es citar la plata que cuestan las cosas. Aquí no se escucha nadie. Ellos dicen que van a armar un diálogo con todas las personas, pero siempre lo hacen con los mismos partidos políticos. Aquí no hay diálogo con los manifestantes", critica una joven universitaria asistente a una de las marchas, que no desea ser nombrada, mientras sostienes su bicicleta.

Las negociaciones y debates entre sectores políticos son difíciles. Colombia celebra elecciones presidenciales en 2022. No parece fácil que los partidos estén dispuestos a aprobar medidas impopulares a meses de las elecciones, teniendo en cuenta el desgaste que podría producir en las urnas.

"NO PIERDO LA ESPERANZA"

En la calle, muchos manifestantes piensan que el cambio podría llegar en las urnas, pero otros lo ven más complicado.

"No pierdo la esperanza de que las cosas cambien. Dicen los abuelos, que ya están viejos y reflexionan más sobre la vida, que este país realmente va a cambiar cuando la generación de mis padres, ya no esté. Cuando nosotros, los de 35 o 30 años, los nacidos en los 90, hayamos tenido ya una vida. Tengamos 45 años. O 50 años. Pero no creo que se vaya a dar ese cambio en las elecciones del próximo año", asegura otro manifestante, que es actor.

Duque estuvo este martes en la ciudad de Cali, epicentro de las protestas, y prometió matrícula gratuita a los estudiantes de recursos más bajos durante el próximo semestre. Quienes están en las calles piden que la medida sea permanente.

El Comité de Paro, que ha comenzado a perder apoyos entre quienes siguen manifestándose en las calles, ha anunciado nuevas movilizaciones de cara a este miércoles y el fin de semana, mientras se sienta con representantes del Gobierno.

Para leer más