Más de un centenar de muertos tras un naufragio en aguas libias el pasado 1 de septiembre, según MSF

Rescate en el mar Mediterráneo
TWITTER DE MSF - Archivo
Publicado 10/09/2018 20:17:56CET

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de un centenar de migrantes han muerto como consecuencia del naufragio de una lancha neumática ocurrido el pasado 1 de septiembre, según informa la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), que cita a supervivientes del siniestro. Entre los fallecidos habría 20 menores, incluidos dos gemelos de 17 meses, su madre y su padre.

"Más de un centenar de personas habrían muerto en un naufragio en la costa libia el 1 de septiembre. Los supervivientes fueron llevados a Joms, al este de Trípoli, junto a otras personas interceptadas por la Guardia Costera libia. MSF ha proporcionado atención de emergencia a este grupo entre los que había personas con graves quemaduras químicas", ha informado MSF.

El grupo atendido por MSF estaba compuesto por 276 personas entre las que había supervivientes del naufragio que llegaron el 2 de septiembre al puerto de Joms en embarcaciones de la Guardia Costera.

Los migrantes partieron en dos lanchas neumáticas a primera hora del 1 de septiembre con más de 160 personas de diferentes nacionalidades a bordo cada una. Entre ellos había sudaneses, malienses, nigerianos, cameruneses, ghaneses, libios, argelinos y egipcios.

"La primera embarcación se detuvo por un fallo en el motor. Nuestro barco siguió adelante, pero empezó a deshincharse a las 13.00. Había 165 adultos y 20 niños a bordo", ha relatado un superviviente del naufragio. "Entonces el teléfono de satélite mostraba que noestábamos lejos de la costa maltesa. Llamamos a la Guardia Costera italiana y enviamos nuestras coordenadas pidiendo ayuda porque había gente ya en el agua", ha añadido.

"Nos dijeron que enviarían a alguien, pero el barco se hundía y no sabíamos nadar y había poca gente con chaleco salvavidas. Quienes logramos aguantar en la barca sobrevivimos", ha explicado.

La ayuda europea llegó por aire y lanzaron lanchas de emergencia, "pero ya estábamos todos en el agua". "La lancha se había hundido. Horas después llegó un nuevo rescate por aire y lanzó más lanchas. Solo sobrevivimos 55 de nuestra embarcación. Mucha gente murió, incluidas familias y niños. Podrían haberse salvado si el rescate hubiera tardado menos", ha subrayado. Después llegaron los guardacostas libios y los llevaron de nuevo a la costa africana y solo fueron rescatados dos cadáveres.

Tras el desembarco fueron trasladados a un centro de detención de las autoridades libias. Entre ellos hay embarazadas, niños y bebés, además de enfermos graves y con quemaduras químicas. En estos centros son sometidos a "detención indefinida arbitraria", denuncia MSF, que critica la falta de intervención del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).