Al menos doce personas mueren a causa de los incendios que azotan al Peloponeso griego

Actualizado 24/08/2007 21:06:12 CET

ATENAS, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Al menos doce personas han muerto hoy a causa de los incendios que azotan al Peloponeso griego, según informó el Departamento de Bomberos, que añadió que más de 150 incendios están ardiendo en todo el país.

Cinco personas fueron encontradas muertas en las inmediaciones de un hotel en la ciudad peloponesa de Areopolis, a unos 280 kilómetros al sur de Atenas, según informó el Departamento de Bomberos. Una sexta persona, un bombero, murió de un ataque cardíaco, y al menos otras seis murieron atrapadas en sus coches a causa de otro incendio cerca de la ciudad de Komotheika, en el oeste del Peloponeso.

"La situación es dramática", dijo el portavoz del Departamento de Bomberos, Nikos Diamandis e informó de que las unidades del Departamento están centrándose en los fuegos que amenazan a diversas áreas urbanas.

Las autoridades griegas declararon el estado de emergencia en dos municipios de la región y el ministro de Interior griego, Spyros Flogaitis, hizo un llamamiento a la Unión Europea para que "envíen toda la ayuda que puedan".

Cuatro incendios principales azotan la región: uno cerca de Areopolis, otro en el monte Taigetos, el tercero en el monte Parnonas, y un cuarto cerca de la ciudad de Zaharo. Varias localidades fueron evacuadas y una de las principales autopistas del Peloponeso, la que une Esparta con la ciudad de Kalamata, fue cerrada, según informó el Departamento de Bomberos.

Los vientos cálidos y secos, que por momentos alimentan las llamas, han evitado que los aviones de los bomberos puedan despegar, por lo que sólo el personal de tierra se emplea en apagar los incendios, apoyado ocasionalmente por algunos helicópteros. "Los helicópteros operan cuando las condiciones meteorológicas lo permiten... Los pilotos están llevando a cabo un esfuerzo increíble", dijo Diamandis.

Grecia ha sufrido uno de los peores veranos a causa de los incendios forestales, con cientos de focos azotando hectáreas de bosque y campos por todo el país.