Al menos siete muertos y 45 heridos por la ofensiva talibán contra la ciudad de Pul E Jumri

Publicado 01/09/2019 16:43:18CET

KABUL, 1 Sep. (DPA/EP) -

La ofensiva ejecutada por los talibán en la ciudad de Pul E Jumri, la capital de la provincia afgana de Baghlan, en el noreste del país, se está saldando por el momento con al menos siete muertos y 45 heridos, entre estos últimos 14 miembros de las fuerzas de seguridad, según ha confirmado el director del servicio de Sanidad de la provincia, Mohibulá Habib.

La ofensiva contra la ciudad es la segunda que efectúan los talibán este fin de semana contra un núcleo urbano y coincide con el final de la última ronda de conversaciones de paz entre los insurgentes y Estados Unidos, cuyo representante, Zalmay Jalilzad, cree que podría abrir la puerta a un acuerdo inminente.

Sin embargo, la doble ofensiva talibán en Pul E Jumri y en Kunduz -- la capital de la provincia del mismo nombre -- podría hacer descarrilar las negociaciones. En esta última localidad se tiene constancia de al menos 27 muertos y entre 85 y 114 heridos, según diversas fuentes oficiales entre fuerzas de seguridad y civiles afganos. Entre 56 y 90 talibán han muerto durante este ataque.

La siguiente ofensiva en Baghlan todavía continúa ya que los talibán se han atrincherado en una zona próxima al centro de la ciudad y aprovechado las viviendas de los civiles para protegerse del contraataque de las fuerzas de seguridad afganas, según ha informado el alto responsable provincial Hayatulá Wafa.

Este ataque comenzó en torno las 22.30 del sábado desde tres direcciones distintas, muy parecido al desencadenado en Kunduz, aunque de menor intensidad, de acuerdo con Wafa.

Mientras tanto, y en más incidentes violentos, al menos 12 civiles han muerto en un presunto bombrdeo de las fuerzas afganas en la localidad de Gurzewan, provincia de Fará, y otros ocho murieron por la detonación de una bomba en una carretera de la locallidad de Chimtal, provincia de Balj.

También se tiene constancia de la muerte del ex alcalde de la ciudad de Faizabad, en la provincia de Badajsán, Nazir Mohamaz Niazi, por un atentado durante un partido de fútbol. Niazi se desempeñaba como comandante de las llamadas Fuerzas de Levantamiento Público, unidades paramilitares afines al Gobierno afgano.

Para leer más