Merkel advierte sobre tener expectativas demasiado altas de cara a la reunión de Berlín

Publicado 21/01/2015 18:24:13CET

BERLÍN, 21 Ene. (Reuters/EP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, ha declarado que espera que una nueva ronda de diálogos entre Ucrania y Rusia en Berlín pueda ayudar a declarar un alto al fuego, aunque cree que es un acuerdo difícil de lograr, dado el recrudecimiento de la violencia, y ha advertido sobre tener expectativas excesivamente altas.

La canciller ha señalado que el objetivo de las reuniones de este miércoles con los ministros de Exteriores de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania es reprogramar una cumbre cancelada la pasada semana entre estos países en la capital de Kazajistán, Astaná.

"No queremos otra reunión de presidentes que no coseche ningún resultado", ha declarado Merkel, al tiempo que ha deseado que en esta ocasión se establezca algún tipo de estructura.

"No estoy segura, no quiero mantener expectativas muy altas ante un alto al fuego que está siendo cada vez más frágil" ha advertido la líder germana. Kiev y Moscú se han culpabilizado el uno al otro por el fracaso en la declaración de un alto al fuego que se acordó en Bielorrusia el pasado mes de septiembre.

Los diálogos de Berlín comenzarán este miércoles a las 8.00 (hora local) en estancias gubernamentales cerca del aeropuerto de Tegel. Será el cuarto encuentro que organice Alemania, la última ronda de diálogos terminó con la declaración conjunta de que ninguno de los países estaba preparado para acudir a la cumbre de Astaná.

Tras el anuncio de Kiev de ampliar su presencia militar en 68.000 efectivos, el ministro de Exteriores germano ha asegurado que Ucrania tiene derecho a tomar las medidas que considere necesarias "para defender la soberanía del Estado y su territorio".

Aunque un portavoz del ministro, Martin Schaefer, también ha querido calmar los ánimos entre ambos contendientes, "nadie, ni los separatistas ni el Estado ucraniano, puede vencer este conflicto con medios militares". "Solo existe una solución política", ha añadido.

Se calcula que el conflicto en el este de Ucrania ha dejado al menos 4.700 muertos en los combates que enfrentan al Ejército ucranio y los rebeldes prorrusos.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, ha denunciado en el Foro de Davos que existen más de 9.000 soldados rusos en territorio ucraniano y exigio a Moscú la retirada de dichas tropas.

En las últimas jornadas los rebeldes pro rusos han intensificado su ofensiva en el este de Ucrania, y Kiev planea reforzar sus Fuerzas Armadas en respuesta al incremento de la presencia de tropas rusas.

Para leer más