México.- El BID estima que las remesas de los mexicanos ascendieron a 19.283 millones de dólares en 2006

Actualizado 02/02/2007 22:43:44 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) informó hoy de que las remesas que enviaron los mexicanos en el exterior a su país alcanzaron la cifra de 19.283 millones de euros, lo que supone 1.542 millones euros más que las que censó el banco central Mexicano y también indicó que el uso de estas cada vez se emplea menos en cubrir las necesidades básicas de quienes las reciben.

Según una encuesta patrocinada por el Fondo multilateral de inversiones (FOMIN) del BID, se detectó que el uso de las remesas en México para los gastos de primera necesidad descendieron del 78 por ciento en 2003 al 57 por ciento en 2006, mientras que se registró un aumento de las remesas destinadas al ahorro (aumento del 8 al 14 por ciento) y a la inversión en negocios (el 1 al 5 por ciento) o para la financiación de educación (del 7 al 13 por ciento), en el mismo periodo.

La encuesta, realizada por la empresa estadounidense Bendixen & Associates, indicó que los receptores de remesas desean que las autoridades de y que la iniciativa privada les sugieran opciones para adquirir préstamos para abrir negocios, para comprar vivienda u otros usos y para adquirir seguros de vida.

Un representante del FOMIN, Donald Terry, señaló que el interés de los receptores en tener acceso a productos financieros abre la posibilidad de que las remesas sirvan para generar capital en México y promover el crecimiento económico.

"Necesitamos averiguar cómo ir más allá de los números; tenemos que canalizar las remesas hacia actividades más productivas", dijo Terry en un foro organizado por el Instituto de las Américas en el que se presentó el estudio.

Mientras el estudio señaló que en 2006 llegaron 25.000 millones de dólares, el Banco de México informó de que la cifra que había contabilizado era de 17.780 millones de euros.

El presidente de la empresa que hizo la encuesta, Sergio Bendixen, consideró que la diferencia se debe a que casi el 99 por ciento de los registros del banco central son transferencias electrónicas, mientras que en su estudio se encontró que el 19 por ciento llega a través de correo tradicional o a través de personas.

Tanto el BID como especialistas del Gobierno mexicano que participaron en el foro coincidieron que se prevé que la migración a Estados Unidos --y las remesas-- continuarán aumentando al menos durante cuarenta años, por el descenso de mano de obra estadounidense y a los salarios de ese país, que son mayores a los mexicanos.

La encuesta se realizó entre agosto y septiembre del 2006 a 2.415 adultos en los 32 estados de México. El margen de error es del dos por ciento.