La milicia de Haftar envía un buque de guerra al puerto petrolero de Ras Lanuf

Libia.- Naciones Unidas solicita una tregua inmediata de dos horas en Trípoli con carácter humanitario
REUTERS / HANI AMARA - Archivo
Publicado 28/04/2019 1:28:54CET

TRÍPOLI, 28 Abr. (Reuters/EP) -

El Ejército Nacional Libio, la milicia que lidera el mariscal Jalifa Haftar, ha anunciado este sábado por la noche que ha mandado un buque de guerra al puerto de Ras Lanuf como parte de una "misión de entrenamiento" para asegurar las instalaciones petroleras.

Así, una serie de ataques aéreos han azotado Trípoli, este sábado a última hora, en medio de una ofensiva encabezada por Haftar y que busca "limpiar la zona occidental de grupos terroristas". Esta ofensiva amenaza con interrumpir los suministros de petróleo e impulsar la migración hacia Europa.

Libia lleva sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011 a raíz de un levantamiento popular y de la intervención de la OTAN. En la actualidad, cuenta con dos gobiernos, el afincado en Trípoli y reconocido a nivel internacional, y el que tiene su sede en Tobruk, en el este, al que respalda Haftar.

Las fuerzas gubernamentales han hecho retroceder al Ejército Nacional Libio --LNA en sus siglas en inglés-- en algunas zonas del sur durante los últimos días. Los ataques aéreos se han producido antes de que el Ejercito Nacional Libio haya enviado un buque de guerra al puerto petrolero de Ras Lanuf coincidiendo con los rumores no confirmados de que un barco extranjero había sido avistado.

El año pasado, el LNA recibió un buque patrullero, que anteriormente pertenecía a una empresa de Emiratos Árabes Unidos (EAU), según recoge un informe de la ONU.

El autoproclamado Ejército Nacional Libio lanzó el 3 de abril una ofensiva para limpiar de "terroristas" el oeste de Libia, donde se encuentra Trípoli, e inició su avance hacia la capital.

El Gobierno de unidad lanzó por su parte una operación para repeler los avances de las fuerzas del mariscal de campo hacia la capital. La mayor parte de la comunidad internacional ha condenado la ofensiva de Haftar y ha pedido el fin de los combates.

Haftar cuenta con el apoyo de los gobiernos de Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Arabia Saudí. Asimismo, diversos analistas han apuntado a un respaldo menos directo por parte de Francia y Rusia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cifró el lunes en 264 los muertos en los combates, al tiempo que indicó que otras 1.266 habían resultado heridas. El organismo pidió además un alto el fuego.

La ONU volvió a pedir el 11 de abril una "tregua humanitaria" en Trípoli. Ante esta situación, Salamé anunció el 9 de abril el aplazamiento de la conferencia nacional que iba a tener lugar entre el 14 y el 16 de abril en Ghadamés, al tiempo que se comprometió a trabajar para que tenga lugar "lo antes posible".

Contador

Para leer más