Publicado 09/11/2022 15:27

El ministro británico para Irlanda del Norte atrasa el plazo para la celebración de elecciones

El ministro británico de Irlanda del Norte, Chris Heaton-Harris
El ministro británico de Irlanda del Norte, Chris Heaton-Harris - Brian Lawless/PA Wire/dpa


MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro británico para Irlanda del Norte, Chris Heaton-Harris, ha anunciado este miércoles una nueva medida para atrasar la celebración de elecciones en el marco de la parálisis política que vive la Asamblea de Stormont.

La legislación contempla así un nuevo plazo, fijado para el 8 de diciembre, que se puede extender al menos otras seis semanas más, lo que significa que la última elección de la Asamblea Nacional en Irlanda del Norte se podría realizar el próximo 13 de abril de 2023.

"Con ello se pretende crear el tiempo y el espacio necesarios para que las conversaciones entre el Gobierno y la Comisión de la UE se desarrollen y para que las partes de Irlanda del Norte colaboren para restablecer las instituciones descentralizadas lo antes posible", ha defendido, según un comunicado del Gobierno británico.

En este sentido, ha indicado que desde el pasado 28 de octubre se ha reunido con las distintas partes, al tiempo que ha hablado con interlocutores internacionales. "Unas elecciones en este momento no serían bien recibidas", ha destacado.

Dicha medida, según ha explicado, permitirá a los departamentos de Irlanda del Norte apoyar la prestación de servicios públicos, realizar un pequeño número de nombramientos públicos y abordar las preocupaciones sobre el presupuesto.

"La gente de toda Irlanda del Norte se siente frustrada porque sus miembros de la Asamblea Legislativa siguen cobrando un sueldo completo sin cumplir todas las funciones para las que fueron elegidos. Por lo tanto, pediré el apoyo de esta Cámara para que me permita reducir adecuadamente (sus) salarios", ha indicado.

"Nuestro compromiso sigue siendo absolutamente claro: este Gobierno cree que este es el momento de la restauración de las instituciones descentralizadas y trabajará con ese fin con la máxima prioridad", ha agregado Heaton-Harris.

Finalmente, ha destacado que "el Gobierno tiene absolutamente claro que el principio de consentimiento rige la posición constitucional de Irlanda del Norte". "No apoyaremos ningún acuerdo que sea incompatible con ese principio", ha zanjado.

La Asamblea de Stormont tiene por delante un proceso para recuperar la institucionalidad del gobierno autónomo norirlandés ahora con el partido republicano Sinn Féin al frente, tras su victoria en las elecciones del pasado mes de mayo.

El Partido Unionista Democrático (DUP) se niega a volver al Ejecutivo hasta que la disputa sobre el Protocolo de Irlanda del Norte se resuelva en sus términos, por lo que el proceso lleva meses bloqueado después de una votación que no salió adelante para nominar al presidente y vicepresidente de Stormont.

El Sinn Féin, liderado por Michelle O'Neill, ganó en los comicios 27 de los 90 escaños de la Asamblea de Irlanda del Norte y actualmente es la primera fuerza política por delante del DUP (25) y el Partido de la Alianza (17). El Partido de los Unionistas del Úlster tiene nueve asientos y el Partido Socialdemócrata y Laborista cuenta con ocho escaños.

Contador

Más información