Publicado 08/03/2021 14:20CET

Mueren tres personas y cerca de diez son secuestradas en un ataque achacado a las ADF en el noreste de RDC

Archivo - Soldados del Ejército de República Democrática del Congo (RDC)
Archivo - Soldados del Ejército de República Democrática del Congo (RDC) - URIEL SINAI/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres personas murieron y cerca de una decena fueron secuestradas el domingo en un nuevo ataque ejecutado por presuntos miembro de la milicia Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) contra una localidad situada en la provincia de Irumu, en el noreste de República Democrática del Congo (RDC), según han confirmado fuentes de la sociedad civil.

El presidente de la sociedad civil local, Sabo Kasereka, ha indicado que los milicianos irrumpieron en el mercado de la aldea de Ndimo-Koto y abrieron fuego contra los presentes, matando a una persona, antes de saquear un centro de salud y varias tiendas. Posteriormente, raptaron a diez personas y mataron a otros dos civiles durante su fuga.

Kasekera ha detallado que a la localidad atacada habían llegado decenas de personas que huyeron de un ataque ejecutado la semana pasada contra la aldea de Mambelenge, lo que ha provocado nuevamente su desplazamiento a causa de la inseguridad, según ha recogido el portal congoleño de noticias Actualité.

"La población no tiene ya confianza en la seguridad en esta zona, por lo que la mayoría de los habitantes han preferido cruzar a la provincia hermana de Kivu Norte y la ciudad de Bunio", ha relatado. "¿Qué piensa el Estado congoleño sobre nuestro sufrimiento?", se ha preguntado.

El ataque tuvo lugar cerca de una semana después de que combatientes de las ADF atacaran un mercado en una localidad cercana, matando a diez personas, en medio de un repunte de los asaltos por parte de esta milicia en Ituri durante los últimos meses.

La milicia de las ADF, que mantiene supuestos lazos con el grupo yihadista Estado Islámico, actúa en RDC desde la década de los noventa y, a pesar de las reiteradas ofensivas lanzadas contra ella, sigue generando violencia en la zona. Así, está considerado uno de los grupos armados más peligrosos de los que operan en el país africano.