Publicado 11/02/2015 18:31:56 +01:00CET

Un muerto y decenas de heridos por las protestas en Perú contra la exploración de gas natural

LIMA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una persona ha muerto y cerca de 40 han resultado heridas por los enfrentamientos que se han producido en la localidad de Pichanaki, ubicada en la región de Junín, en el centro de Perú, entre sus habitantes, que protestan contra la exploración de gas natural en la zona, y la Policía.

Los residentes en Pichanaki y la Policía se enfrentaron el martes durante siete horas, en un paso más de la escalada de tensión que comenzó el lunes, cuando los habitantes locales iniciaron sus protestas, según ha informado la prensa peruana.

Los manifestantes intentaron llegar hasta un cuartel militar en el que Pluspetrol, según ha explicado la empresa argentina, guarda material logístico para el proyecto del Lote 88, que actualmente se encuentra en fase de exploración.

En este contexto, el alto comisionado de la Oficina de Diálogo de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), José Luis Álvarez, ha informado de que este miércoles una comisión gubernamental viajará a Pichanaki para buscar una solución al conflicto.

Álvarez ha aprovechado para desmentir la versión de los habitantes, que aseguran que la exploración de gas natural contaminará los terrenos en los que viven. "Es falso porque todavía no hay actividad, es una campaña de desinformación", ha dicho.

En la misma línea se ha expresado Pluspetrol. "Es una exploración muy básica, no hemos perforado, no hemos contaminado nada, no hay posibilidad de ningún derrame porque no estamos produciendo", ha dicho a Reuters el gerente de Asuntos Gubernamentales de Pluspetrol en Perú, Daniel Guerra.

El Lote 88 es clave porque, de acuerdo con los expertos, tendría una reserva de gas igual o superior al campo de Camisea, ubicado en la selva sur del país y que abastece combustible para producir la mitad de la energía eléctrica de Perú.

La explotación de recursos naturales en Perú es foco de constantes conflictos sociales por parte de comunidades principalmente nativas que acusan a las empresas de no respetar sus tierras o de contaminar las zonas donde viven.

Para leer más