Actualizado 24/02/2021 19:25 CET

Los muertos en los motines en cárceles de Ecuador se elevan a 79 y el SNAI aclara que la situación está "controlada"

Archivo - Un agente de la Policía de Ecuador durante la cuarentena decretada en el país durante el pasado mes de marzo, en pleno estallido de la pandemia de coronavirus.
Archivo - Un agente de la Policía de Ecuador durante la cuarentena decretada en el país durante el pasado mes de marzo, en pleno estallido de la pandemia de coronavirus. - SANTIAGO ARMAS / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

   El balance de fallecidos en los cuatro motines registrados en cárceles del país a raíz de un enfrentamiento entre bandas se ha elevado hasta 79, mientras que el Servicio de Atención Integral de Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) ecuatoriano ha informado de que la situación ya está "controlada".

   En un comunicado, el SNAI ha detallado que la mayor parte de los presos fallecidos se ha registrado en la cárcel de Azuay, donde han muerto 34 privados de libertad. Tras esta se ubican uno de los centros ubicado en Guayas implicado, con 31; la cárcel de Cotopaxi, con ocho fallecidos; y la otra penitenciaría de Guayas implicada, con seis. Entre las bajas no hay agentes de Policía, pero sí entre los heridos.

   La institución ha asegurado que continúa recabando información sobre los fallecidos y demás aspectos relacionados con los enfrentamientos, que el Gobierno consideró el martes "concertados" por organizaciones criminales con el objetivo de "generar violencia".

   Según informa la prensa ecuatoriana, el incidente tiene sus orígenes en la muerte del líder de la banda 'Los Choneros', conocido como 'Rasquiña', en diciembre de 2020, que dejó un vacío de poder entre la organización criminal dentro de los centros penitenciarios entre las diferentes bandas.

   Una de estas organizaciones criminales se habría adelantado a los intentos de una de las bandas rivales a sus planes de atentar contra ellos golpeando primero, lo que habría desencadenado una reacción en cadena en varios centros penitenciarios.

   El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha trasladado durante la jornada su "profunda solidaridad" con los familiares de las víctimas de los "terribles acontecimientos" ocurridos en los centros penitenciarios ecuatorianos. En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, ha asegurado que se han dispuesto "controles" para mitigar la situación y las autoridades continúan investigando los hechos. Además, ha afirmado que los autores "serán sancionados".

INVESTIGACIÓN "PRONTA E IMPARCIAL"

   Por su parte, la delegación de Naciones Unidas en Ecuador, que ha calificado de "lamentables" los hechos acaecidos, ha solicitado una investigación "pronta e imparcial", además de la sanción correspondiente para los responsables. De forma paralela, ha requerido una gestión de la crisis conforme a los estándares de la Constitución y a los instrumentos internacionales de Derechos Humanos.

   De forma paralela, en un comunicado difundido en la citada red social, ONU Ecuador ha pedido que se aborden las causas estructurales de la situación con el objetivo de prevenir que estos hechos se repitan y, en este sentido, ha expresado su "disposición" para apoyar a las autoridades en "este esfuerzo".

   Mientras, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha lamentado y condenado los motines y ha recordado el deber jurídico "ineludible" que tienen los Estados de adoptar acciones concretas para garantizar los derechos a la vida, la integridad personal y seguridad de las personas privadas de libertad.

   Así, mediante su cuenta de Twitter, ha urgido a Ecuador a investigar con la debida "diligencia" los hechos y a adoptar medidas para evitar la repetición de estos sucesos, como aumentar la seguridad y la vigilancia en las cárceles, y prevenir la actuación de organizaciones criminales en su interior. 

Para leer más