Actualizado 28/09/2015 22:28 CET

El Mulá Mansur anuncia la conquista de Kunduz por parte de los talibán

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Mulá Mansur, el nuevo líder talibán, ha confirmado este lunes la conquista de la ciudad afgana de Kunduz, destacando que se trata de "la primera capital de provincia en caer en manos de los muyahidines" y urgiendo al Gobierno de Asharf Ghani a "pensar en el futuro del país".

El Mulá Mansur ha subrayado que se trata de una "inmensa conquista" y ha felicitado por ello a los combatientes, al tiempo que les ha dado algunas instrucciones para mantener Kunduz, y a su población, bajo control talibán.

"Deben salvaguardar la vida, el honor y las propiedades de los respetables ciudadanos de Kunduz tras el fin de las operaciones de combate", ha dicho en un comunicado, alertando de que "quienes perpetren estos crímenes no serán verdaderos muyahidines".


En la misma línea, ha asegurado a los residentes locales que los talibán "no tienen intención de llevar a cabo ejecuciones extrajudiciales o saqueos", de modo que "deben ayudar a los muyahidines a identificar a los responsables de estas acciones para que sean detenidos".

"Los habitantes de Kunduz deben seguir con su rutina diaria con absoluta seguridad, sin ningún miedo. Los muyahidines son sus hermanos: no tienen intención de hacerles daño, sino de traer la serenidad a sus vidas", ha insistido.

También ha enviado "un mensaje" a las fuerzas de seguridad "que estén pensando en resistirse o que estén escondidas por miedo" pidiendo que "abandonen todas las cosas negativas que se han contado sobre los muyahidines por la propaganda enemiga".

"Los muyahidines no están pensando en la venganza, sino que han llegado con un mensaje de paz. Solo estamos en contra de quienes apoyan a los invasores y a su régimen, pero si se arrepienten de sus acciones y renuncian a sus vínculos, se abrirán las puertas del perdón", ha prometido.

Por último, ha urgido al "régimen de Kabul" a "admitir abiertamente esta derrota y dejar de vincular las victorias de los muyahidines con la salida de las agencias de Inteligencia extranjeras". "Deben aceptar el avance de los muyahidines como una amarga realidad y pensar en el futuro del país", ha instado.