Naciones Unidas lamenta el aumento de ejecuciones en Irán tras la victoria de Rohani

Publicado 21/02/2014 19:06:56CET

GINEBRA, 21 Feb. (Reuters/EP) -

Naciones Unidas ha lamentado que durante este año se hayan ejecutado en Irán entre 80 y 90 personas, un aumento de este tipo de condenas que ha debilitado las esperanzas de avances en materia de Derechos Humanos en el país que surgieron tras la victoria del presidente, Hasán Rohani.

Un mes después de que Rohani, clérigo moderado, alcanzase el poder, liberó a decenas de presos políticos. La comunidad internacional se mostró esperanzada en que durante su mandato se produjesen avances en materia de Derechos Humanos en un país que ocupa el segundo lugar --después de China-- en cuanto a condenados a muerte, según Amnistía Internacional (AI).

"Hubo algunas señales alentadoras el año pasado, cuando se liberaron presos políticos", ha reconocido la portavoz de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Ravina Shamdasani. "Pero parece que al menos durante las últimas siete semanas las ejecuciones han aumentado", ha afirmado.

"Lamentamos que el nuevo Gobierno no haya cambiado su postura hacia la pena de muerte y continúe imponiendo la pena capital a una amplia variedad de delitos", ha subrayado Shamdasani. "Instamos al Ejecutivo a interrumpir las ejecuciones y a establecer una moratoria", ha indicado.

La portavoz ha explicado que durante el año pasado Irán ejecutó a entre 500 y 625 personas, incluidas 28 mujeres y dos jóvenes. "Una cantidad de individuos también fueron ejecutados en secreto y al menos siete personas han sido ejecutadas en público este año", ha precisado.

Shamdasani ha indicado que la mayoría de los condenados son ejecutados mediante ahorcamiento y que el delito más frecuente para este tipo de condena es la posesión o transporte de drogas, "incluso en cantidades muy pequeñas", ha asegurado, explicando que ha habido condenados por estar en posesión de menos de 500 gramos de droga.

En este sentido, la fundadora de la Fundación Boroumand, Roya Boroumand, ha afirmado que "hay más de 100 delitos que conllevan la pena de muerte". Si la comunidad internacional se toma a la ligera la ejecución de traficantes de drogas, está dando mano libre a la policía y al sistema judicial para hacer lo que quieran", ha alertado.

El investigador especial de Derechos Humanos en Irán de la ONU, Ahmed Shaheed, nunca ha recibido la autorización para visitar el país, aunque a través de cientos de entrevistas ha denunciado graves violaciones, incluidas ejecuciones y tortura de detenidos.

El año pasado el Gobierno iraní acusó a Shaheed, que fue ministro de Exteriores de las Maldivas, de recibir sobornos por parte de Estados Unidos. El investigador de Naciones Unidas ha negado en numerosas ocasiones esta información.

Para leer más