Nepal.- El líder de los maoístas dice que volverán pronto al Gobierno tras el acuerdo para abolir la monarquía

Actualizado 24/12/2007 13:25:45 CET

KATMANDU, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

El líder de los ex rebeldes maoístas Prachanda anunció hoy que estos volverán al Gobierno en los próximos días tras el acuerdo alcanzado ayer con los siete partidos de la coalición gobernante para abolir definitivamente la monarquía en Nepal, según recogen los medios locales.

Asimismo, dijo que los maoístas que abandonaron el Gobierno hace unos meses serán quienes vuelvan al mismo puesto que ya tienen experiencia en sus respectivas carteras.

"Ahora ya no queda nada por hacer", subrayó Prachanda visiblemente satisfecho del acuerdo alcanzado ayer tras meses de negociaciones. "Ya no queda monarquía en el país", añadió. Los ex maoístas y los otros siete partidos que conforman la coalición de Gobierno acordaron ayer privar de los últimos poderes con que contaba el rey Gyanendra.

Entretanto, el Gobierno se reunió hoy en la residencia del primer ministro, Girija Prasad Koirala, con el fin discutir distintos aspectos, entre ellos la fecha para la celebración de las elecciones a la Asamblea Constituyente, aplazadas en varias ocasiones. Los ministros discutieron sobre el acuerdo de 23 puntos alcanzado ayer, según indicó el ministro de Reforma del Territorio, Jagat Bahadur Bogati, sin adoptar a ninguna decisión importante.

Ayer, los dirigentes de los siete partidos de la coalición de Gobierno acordaron proclamar la república y reforzarla con la formación de una Asamblea Constituyente, que deberá elegirse en un plazo de quince semanas.

Tras siete horas de discusión, acordaron enmendar la Constitución interina --resultado del acuerdo de paz alcanzado con los rebeldes maoístas-- que proclamará que el país es una república democrática federal una vez se celebre la primera reunión de la Asamblea Constituyente.

En virtud del acuerdo, el primer ministro ejercerá la responsabilidades de jefe de Estado hasta que la Constituyente ponga fin formalmente a los 240 años de monarquía. Además, se autoriza al Parlamento a poner fin a la monarquía antes si el rey plantea obstrucciones serias al proceso electoral, pero necesitará el apoyo de dos tercios de los diputados.