Nicaragua.-ESSO exige al gobierno de Ortega que "interceda" en la devolución de los tanques de petróleo confiscados

Actualizado 25/08/2007 1:59:50 CET

MANAGUA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La compañía petrolera Esso Standard Oil exigió hoy al gobierno de Nicaragua que "interceda" ante la justicia para que se le restituyan el control "total" de sus instalaciones y que les devuelvan los tanques de almacenamiento de combustible, las cuales fueron confiscadas la semana pasada para descargar combustible procedente de Venezuela.

"Estamos pidiendo a las autoridades que nos devuelvan el terreno y los tanques del plantel" que intervinieron de forma "irregular" a Esso en Puerto Corinto, 150 kilómetros al noroeste de la capital, demandó el gerente de Asuntos Públicos de la corporación, Alfredo Fernández.

La petrolera exhortó al presidente Daniel Ortega que "interceda" ante la justicia para que solucione el conflicto que comenzó el pasado 17 de agosto, cuando una jueza ordenó el embargo preventivo de los tanques de abastecimiento, oleoductos internos y oficinas de la Esso, para cubrir una supuesta deuda de tres millones de dólares (2,19 millones de euros) promovida por la Dirección General de Aduanas (DGA).

Según relata el diario nicaragüense 'Nuevo Diario', la juez prohibió a Esso el acceso a las instalaciones y pasó su control a un funcionario de la DGA, lo que se considera una violación de las disposiciones legales que permiten al dueño "mantener la posesión del bien", como depositario, hasta que concluya el juicio.

Mientras tanto, la DGA, que en este momento controla las instalaciones de la compañía estadounidense, alquiló "a un precio razonable" los tanques de Esso a la empresa estatal Petróleos de Nicaragua, PETRONIC, para almacenar combustible enviado por Venezuela.

"La DGA constató que había tanques en desuso y se los ofreció a Petronic", reconoció ayer el ministro de Energía, Emilio Rappaccioli, que admitió que el gobierno de Ortega estaba enfadado con la estadounidense porque no quiso alquilarle los tanques que PETRONIC necesita para almacenar el combustible.

Por su parte, el embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Paul Trivelli consideró que "este incidente se relaciona con el deseo (del gobierno) de persuadir a la Esso a que acepte ese producto (venezolano)" y advirtió que de no poner solución al conflicto, la imagen de Nicaragua se deteriorará y provocará que los empresarios extranjeros reconsideren sus inversiones en el país.