La ofensiva de Trípoli podría dejar a más de 3.000 niños sin escolarizar en los próximos meses

Publicado 16/06/2019 8:39:02CET
REUTERS / ULF LAESSING

TRÍPOLI, 16 Jun. (Reuters/EP) -

La decisión de las autoridades libias de usar los colegios para recluir al excedente de desplazados por la ofensiva del general opositor Jalifa Haftar en la capital del país, Trípoli, podría dejar a unos 3.000 niños de la ciudad sin escolarizar, según ha avisado el Ministerio de Educación.

Una excepción es Taha Aboud, de 13 años, que sueña con convertirse en ingeniero, y que ha conseguido plaza casi de milagro en el colegio Ben Ashour, que cuenta con 1.250 alumnos, gracias a los esfuerzos de su padre, Fuad, funcionario de profesión.

Sin embargo, el comité de crisis del Ministerio ha avisado de que las escuelas se están quedando sin plazas, y ha pedido ayuda al Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para gestionar la situación.

La agencia ha conseguido organizar clases adicionales durante el Ramadán para ayudar a los niños desplazados a ponerse al día con lo que se perdieron antes de los exámenes que se realizarán a finales de mes.

"Nos dirigimos a 10 escuelas en seis municipios (...) para llegar a unos 927 niños", ha explicado Ibrahim Farah, especialista en educación de UNICEF. Las autoridades les darán a los niños un número reducido de preguntas en sus exámenes para facilitar que aprueben, pero el tiempo perdido puede ser demasiado.

"Va a ser difícil aprobar, porque vamos atrasadísimos en el temario", ha avisado la estudiante Aisha Rayan, de 15 años, cuya escuela sigue cerrada para albergar a las familias que huían de la línea del frente de Trípoli, donde combate el Ejército libio contra las fuerzas de Haftar.

"Además, en mi antigua escuela nos enseñaron diferentes cosas con diferentes métodos", lamenta la joven.

Ello por no mencionar las malas condiciones en las escuelas de Libia, tras años de financiación insuficiente causada por la guerra que se ha desatado desde el derrocamiento del sátrapa libio Muammar Gadafi en 2011.

La guerra llegó a Trípoli a principios de abril y, aunque no ha atravesado defensas del sur de la ciudad, ha causado estragos en los suburbios. Naciones Unidas estiman que más de 650 personas han muerto asesinadas y más de 90.000 han acabado desplazadas.

Contador