Actualizado 26/09/2022 14:21

El OIEA aboga por "continuar las consultas" con Kiev y Moscú para "evitar un accidente nuclear" en Zaporiyia

Archivo - Central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania
Archivo - Central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania - BAI XUEQI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director general del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, se ha mostrado dispuesto a "continuar las consultas" con Ucrania y Rusia para lograr garantizar la seguridad en la central nuclear de Zaporiyia y "evitar un accidente nuclear" debido a los combates en la zona.

"Debemos hacer todo lo posible para evitar un accidente nuclear que agregue tragedia al sufrimiento. Tenemos que actuar. Si algo pasa aquí, no podremos culpar a un desastre natural, sino que tendremos que reconocer nuestra propia inacción", ha dicho, antes de reiterar su llamamiento a favor de la creación de una zona de seguridad en torno a la central, la más grande de Europa.

Así, ha confirmado el inicio de "conversaciones detalladas" con Kiev y Moscú para lograr un acuerdo sobre esta zona y ha resaltado que "se sabe lo que es necesario hacer". "Es posible. Estoy dispuesto a continuar las consultas esta semana con ambos países para que podamos proteger esta planta", ha explicado.

Grossi ha manifestado que "desde el primer día, el OIEA ha mantenido informado al mundo sobre la situación sin precedentes" en el país y ha recordado que hasta la fecha han viajado al país cuatro misiones del organismo, incluida una ante varios incidentes en la central de Chernóbil.

"El OIEA tiene presencia permanente en el lugar", ha indicado Grossi respecto a la situación en Zaporiyia, al tiempo que ha dicho que esto permite al organismo "interactuar directamente con el operador ucraniano para ver la situación de primera mano y valorar y ayudar a encontrar vías para estabilizarla".

La central de Zaporiyia es la más grande de Europa y tiene seis reactores puestos en marcha entre 1984 y 1995. Está controlada por las fuerzas rusas desde marzo de este año, al poco de comenzar la invasión rusa de Ucrania.

Más información