Publicado 10/04/2014 16:09CET

La OMS buscará posibles casos de Ébola en Conakry para evitar la propagación

GINEBRA, 10 Abr. (Reuters/EP) -

Trabajadores sanitarios peinarán la capital de Guinea, Conakry, para tratar de identificar a personas que puedan haber estado expuestas al mortal virus del Ébola, según ha anunciado este jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Identificar a personas que puedan haber estado en contacto físico con infectados en una ciudad de unos 2 millones de habitantes es más difícil que en el epicentro del brote, Guinea Forestiere, a unos 900 kilómetros de la capital, ha reconocido la agencia de Naciones Unidas.

Un total de 70 personas han comenzado un entrenamiento intensivo sobre cómo rastrear a personas que han estado en contacto con el virus en Conakry, ha precisado la OMS en un comunicado. "Irán a comunidades para hacer un seguimiento a personas específicas que tuvieron un contacto estrecho con pacientes con una infección confirmada por Ébola", ha indicado.

Las medidas de control de la infección en el hospital nacional de Donka y las instalaciones sanitarias también están incrementándose para detener la expansión de la enfermedad, que puede matar a nueve de cada diez pacientes, según la OMS.

El virus se trasmite tocando a las víctimas o a través de sus vómitos o fluidos corporales. Hasta la fecha, se han identificado 157 posibles casos de Ébola en Guinea, 66 de los cuales se ha confirmado que tienen el virus y 101 de los cuales han sido mortales, ha precisado la OMS.

En la vecina Liberia hay 21 casos sospechosos, y entre los confirmados hay diez fallecidos, pero los expertos temen que el virus podría extenderse a otros países de esta región occidental de África. Hasta el momento, las muestras tomadas en Malí, Ghana y Sierra Leona han sido negativas.

La OMS dijo el martes que podría llevarle hasta cuatro meses contener el brote, el primero en la región. Tiene conocimiento de 600 personas que podrían haber estado expuestas a pacientes con Ébola en Guinea y Liberia.

El director general adjunto de la OMS, Keiji Fukuda, indicó que el virus tiende a transmitirse con más facilidad en ciudades, lo que complica las medidas de control. "Una vez que entras en poblaciones que son densas y personas que interactúan entre sí de forma estrecha del modo en que se hace en las ciudades, puede ser más fácil que la infección se trasmita", explicó.

"También podría hacer más difícil identificar quién ha estado en contacto. Porque todas las personas con las que tienes contacto no son necesariamente personas que conoces. Así que estas cosas tienden a ser un poco más fáciles cuando estamos en un entorno rural con una población menos densa", agregó.

Para leer más