Actualizado 28/01/2007 20:12 CET

Once muertos y 34 heridos tras la explosión de dos coches bomba en la ciudad de Kirkuk

BAGDAD, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos 11 personas murieron y otras 34 resultaron heridas después de la explosión de dos coches bomba, con media hora de diferencia, en la ciudad de Kirkuk, según informó el general de brigada Sarhad Wader. La primera explosión, que provocó seis muertos y 19 heridos, tuvo lugar en un mercado abarrotado, mientras que el segundo artefacto hizo explosión cerca de un restaurante.

Con estas muertes se elevan a 23 los fallecidos en el día de hoy en Irak. Un grupo de milicianos atacó hoy con fuego de mortero el Instituto Joloud de educación secundaria, una escuela femenina del barrio suní de Adil, en el oeste de Bagdad. Una acción en la que cinco menores fallecieron en el ataque y otros 21 resultaron heridas, según la Policía.

El ataque tuvo lugar sobre las 11:00 (9:00 hora peninsular española), cuando varios proyectiles explotaron en el patio de la escuela. Las deflagraciones provocaron rotura de los cristales de las ventanas de algunas aulas mientras se daba clase, por lo que muchas alumnas resultaron heridas.

En otro de los incidentes, un coche bomba explotó en un cruce cercano a un mercado al aire libre del distrito de Ciudad Sadr sobre las 12:40 (10:40 hora peninsular española). Al menos cuatro personas murieron en el atentado y otras quince resultaron heridas, según la Policía. Entre las víctimas había varias mujeres.

Ciudad Sadr es el feudo del Ejército del Mahdi, la milicia chií afín al clérigo radical Muqtada al Sadr, uno de los apoyos políticos del Gobierno del primer ministro Nuri al Maliki. A este barrio también se dirigía el minibús en cuyo interior explotó otra bomba en la mañana de hoy causando la muerte a uno de sus ocupantes y heridas a otros cinco.

El artefacto explosivo estaba oculto en una bolsa colocada por un individuo que abandonó el vehículo poco antes del momento de la detonación, a las 7:30 de la mañana (5:30 hora peninsular española), en el barrio de Baladiyat, en el este de la capital.

Pocos minutos después de la deflagración de Ciudad Sadr estalló una bomba en un mercado al aire libre del barrio de Baiyaa, en el oeste de la capital, otra zona de mayoría chií. Al menos dos personas murieron y otras 17, entre ellas dos menores, resultaron heridas en el atentado.