Publicado 16/09/2015 20:49CET

La ONU sopesa autorizar la destrucción de barcos de inmigrantes procedentes de Libia

NUEVA YORK, 16 Sep. (Reuters/EP) -

Reino Unido entregó el martes un borrador de resolución a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que autorizaría las operaciones navales de la UE destinados a interceptar y eliminar los buques operados por los traficantes de personas en alta mar frente a Libia, han informado este miércoles fuentes diplomáticas.

Según las fuentes, el borrador sería sometido a votación a principios de la semana que viene, cuando se espera que los 15 miembros debatan la crisis de migración. La resolución permitiría a los 28 estados miembro de la UE capturar a contrabandistas en alta mar frente a Libia y desmantelar sus barcos para disuadir a los inmigrantes de que huyan de la guerra y la pobreza en África y Oriente Próximo. El documento añade que la eliminación de los barcos "se hará de acuerdo con el Derecho Internacional aplicable".

Tales operaciones constituyen la segunda de las tres fases de una misión naval de la UE para intentar contener el flujo de inmigrantes y refugiados, el cual se ha convertido en una grave crisis internacional en las últimas semanas.

Esta medida es una versión reducida de un plan anterior para obtener la autorización de Naciones Unidas para las tres fases de la operación: recolección de Inteligencia, emprender operaciones navales en alta mar frente a Libia y una fase final de operaciones frente a la costa libia y sus orillas.

Según las fuentes diplomáticas, Reino Unido se abstendrá de pedir autorización para la tercera fase de la operación porque se necesitaría el consentimiento de Libia y las facciones rivales aún tienen que ponerse de acuerdo sobre el reparto de poder en el país.

La misión naval de la UE, que ya está en proceso, es una operación conjunta entre las Marinas italiana, alemana y británica. No obstante, solo Alemania y Reino Unido necesitan el visto bueno de Naciones Unidas para la incautación y destrucción de los buques en alta mar.

Mientras que Rusia ha mostrado su descontento por el uso excesivo de la fuerza, los diplomáticos han asegurado que a China le preocupa las violaciones de soberanía. Pero los británicos han mantenido que esto no debería ser un problema ya que la autorización cubriría solamente alta mar.

El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, dijo en mayo que Europa debería revisar sus operaciones para abordar el contrabando de inmigrantes a través del Mediterráneo desde Libia como hacen las patrullas antipiratería en las aguas frente a Somalia, pero advirtió en contra de la destrucción de los navíos.

Para leer más