Actualizado 16/06/2007 01:42 CET

O.Próximo.- Un asesor de Abbas asegura que "no habrá diálogo con los que buscan dar un golpe de Estado" en Gaza

Tres palestinos mueren hoy abatidos en la Franja de Gaza, dos de ellos miembros de Al Fatá y el tercero, activista de Hamás

CIUDAD DE GAZA, 15 Jun. (EP/AP) -

Ahmed Abdel Rahman, un asesor del presidente palestino, Mahmud Abbas, aseguró hoy que "no habrá diálogo con los que buscan dar un golpe de Estado, hombres enmascarados y asesinos", en una clara alusión a los milicianos de Hamás que en cinco días se han hecho con el control total de la Franja de Gaza.

El anuncio se produce después de que el líder en el exilio del Movimiento de Resistencia Islámico, Jaled Meshaal, asegurara desde Damasco que su formación política reconoce al moderado Mahmud Abbas como presidente palestino con el que, dijo, querer trabajar en beneficio del "interés nacional" de la población palestina.

"Lo que ha ocurrido en Gaza es una medida de emergencia para abordar un estado que quería autoimponerse sobre todas las personas", explicó Meshaal. "Nos vimos obligados a adoptar esta medida de emergencia. No queríamos tomarla (Gaza), pero nos vimos obligados a hacerlo", insistió.

"Queremos hermandad con los hijos del movimiento de Al Fatá", explicó, dado que, insistió, "nuestra crisis no es con Al Fatá", si bien advirtió a los seguidores de la formación rival "no extender este conflicto a Cisjordania", territorio dominado por el partido del presidente Mahmud Abbas.

Éste ha recibido ya el apoyo de Israel, Estados Unidos, Egipto, Jordania, la ONU, y Arabia Saudí, después de que Hamás haya desbancado a Al Fatá de la Franja de Gaza en cinco días de enfrentamientos fraticidas que se han cobrado la vida de más de 90 palestinos desde el domingo, tres de ellos este viernes.

Según la agencia de noticias palestina Ma'an, un capitán de la Seguridad Preventiva, Salama Barbakh, fue abatido esta tarde por hombres de Hamás en la localidad de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza. Su cuerpo, acribillado a balazos, fue trasladado al hospital de Nasser sin que se pudiera hacer nada por salvarle la vida.

El Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás) considera que Barbakh es el responsable de la muerte de dos de sus milicianos en los últimos meses, por lo que decidió vengar sus muertes.

Fuentes palestinas informaron de la muerte esta mañana de un miliciano de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, Iyad Aashour, en Ciudad de Gaza, a manos de simpatizantes de Hamás, cuya entrega exigía el partido de corte islámico por su presunta participación en duros enfrentamientos a tiro limpio en la ciudad de Rafá, en el sur de la Franja de Gaza --casi fronteriza con Egipto-- la semana pasada.

En otro incidente separado, un activista de Al Fatá abrió fuego contra un grupo de manifestantes en apoyo de Hamás en el campo de refugiados de Al Bureij, ubicado en el centro de la Franja de Gaza, matando a Ahmad As Sous, de 25 años, e hiriendo a otros dos manifestantes.