Actualizado 16/06/2007 15:43 CET

O.Próximo.- Decenas de personas saquean la antigua residencia de Yasir Arafat en Gaza

GAZA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una multitud saqueó hoy sábado la residencia del fallecido líder palestino, Yasir Arafat, en lo que supone la destrucción de uno de los principales símbolos del movimiento Al Fatá en la Franja de Gaza, según informaron testigos y fuentes del partido al diario israelí 'Yediot Aharonot'.

Los saqueadores irrumpieron en la villa y acto segido comenzaron a robar el mobiliario, las lozas de los muros del domicilio, así como algunos de los efectos personales de Arafat, que residió en el lugar hasta 2001, año en el que trasladó su residencia a Cisjordania con motivo de la segunda Intifada. Israel confinó a Arafat en la región hasta finales de 2004, cuando se le permitió viajar a Francia para recibir cuidados médicos, y donde fallecería semanas después de su llegada.

Horas antes, 50 destacados dirigentes de Al Fatá y responsables de seguridad vinculados al partido que huyeron de la Franja de Gaza han llegado a Cisjordania, según informaron miembros de la organización.

Entre los que llegaron a la ciudad de Ramala se encuentran los dirigentes de Al Fatá en Gaza Samir Masharawi, Tawfiq Abu Jussa, Maher Mikdad y Majed Abu Shamaleh, diputado. Muchos de los líderes desplazados permanecen en un hotel de Ramala, mientras que otros han acudido a reunirse con el presidente palestino, Mahmud Abbas.

Cientos de hombres de Al Fatá irrumpieron hoy en las instituciones controladas por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en Cisjordania, entre ellas el Parlamento y varios edificios ministeriales, y aseguraron a sus funcionarios que quienes mantengan vínculos con Hamás no volverán a ocuparlos.

En el Parlamento, simpatizantes de Al Fatá corearon "Hamás fuera", se subieron al tejado del edificio y efectuaron disparos al aire. Además, colocaron banderas palestinas y de su partido. Algunos de sus miembros intentaron llevarse al viceportavoz del Parlamento, pero fueron detenidos por empleados de la Cámara. Los hombres armados también entraron en el Ministerio de Educación y en las oficinas del ya ex primer ministro Ismail Haniyeh.

Muchos funcionarios vinculados a Hamás no aparecieron hoy por sus lugares de trabajo, después de que el Movimiento de Resistencia se hiciera con el control de la Franja de Gaza, tras cinco días de enfrentamientos, aparentemente por temor a represalias.

Un miembro de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, brazo armado de Al Fatá, aseguró que su grupo tiene la intención de hacerse con el control de todas las instituciones de Hamás, en respuesta a lo hecho por Hamás en Gaza.

Mientras, en la ciudad de Nablús, los hombres de Al Fatá tomaron la sede del Consejo de la ciudad y colocaron una bandera del partido en lo más alto del edificio. Además, secuestraron a siete simpatizantes de Hamás.