Actualizado 12/01/2009 20:45 CET

O.Próximo.- La Embajada israelí dice que los mensajes entre su Gobierno y el español no circulan a través de la prensa

Asegura que de ahora en adelante no se pronunciará "sobre las declaraciones del Gobierno español dirigidas a la opinión pública"

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Embajada israelí en Madrid quiso dejar claro hoy que los mensajes que se transmiten el Gobierno hebreo y el español no circulan a través de los medios de comunicación y ante la polémica suscitada por un comunicado ayer criticando la presencia de miembros de PSOE en la manifestación en Madrid contra la ofensiva en la Franja de Gaza, interpretado como una crítica a las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió que de ahora en adelante no se pronunciará "sobre las declaraciones del Gobierno español dirigidas a la opinión pública".

En su comunicado de esta tarde, emitido según explica "ante las solicitudes de reacción por parte de numerosos medios de comunicación", la Embajada de Israel explicó que desde que comenzó la operación militar en la Franja de Gaza el pasado 27 de diciembre, "el Gobierno de Israel mantiene líneas de comunicación abiertas y fluidas con el Gobierno español".

Así pues, añade el texto, "los mensajes entre ambos gobiernos se transmiten directamente y no a través de los medios de comunicación o de ruedas de prensa" y por ello, a partir de ahora, "la Embajada de Israel no se pronunciará sobre las declaraciones del Gobierno español dirigidas a la opinión pública".

No obstante, la legación diplomática aclaró que la "postura" que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha transmitido a Israel "a través de estos cauces diplomáticos demuestra que, como en las demás capitales europeas, se entienden los motivos por los cuales el Gobierno de Israel inició la operación defensiva en Gaza".

El embajador israelí en Madrid, Raphael Schutz, intentó atajar esta mañana la polémica y aseguró que el comunicado no iba dirigido contra las declaraciones hechas ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre el conflicto de Oriente Próximo, y afirmó que cuando tiene algo que decir al Gobierno español, lo hace "directamente", no a través de los medios de comunicación.

"Los medios de comunicación están tratando de interpretar este comunicado de prensa en contra de lo que ha dicho el presidente del Gobierno, y no es así, porque el comunicado se emitió antes", aseguró el embajador, añadiendo que mantiene un "diálogo sincero" tanto con Moncloa como con Exteriores.

DECLARACIONES DE ZAPATERO

Zapatero lamentó ayer la continuación de los bombardeos en Oriente Próximo y reivindicó su "deber" de pedir el fin de los ataques y el inicio de un proceso para conseguir una paz "firme y duradera" en la zona. Asimismo, enfatizó la "coherencia" del PSOE y defendió la "fuerza de la razón" frente a "la razón de la fuerza". "Hay que apostar por dialogar, no por imponer", proclamó.

Por su parte, la Embajada israelí en España emitió ayer un comunicado en el que denunciaba la "muestra clara de doble moral y sesgo" exhibida tanto por los organizadores como por los participantes en las manifestaciones "antiisraelíes", quienes "no salieron en el pasado para protestar por la agresión de Hamás" sobre las comunidades del sur de Israel.

En el comunicado, la Embajada lamentaba que en la organización de algunas de las manifestaciones en España hayan "participado personalidades del PSOE", y precisó al respecto que, si bien el Gobierno español ha dado "la impresión de una verdadera preocupación ante la crisis y su deseo auténtico de contribuir a su solución", los lemas de las manifestaciones de estos días "no parecen compatibles con los objetivos expresados por el Gobierno".

MALESTAR DEL EMBAJADOR

Esta tarde, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, reconoció que Schutz le hizo llegar ayer personalmente su "preocupación y rechazo" por la manifestación celebrada en Madrid, durante la reunión que ambos mantuvieron para preparar su visita de mañana a Israel.

Desde El Cairo, donde se encuentra en el marco de una gira por la región, Moratinos reconoció que no ha mantenido contactos con miembros del Ejecutivo israelí "desde hace tres días" pero dijo quedarse con las declaraciones realizadas hoy por el embajador, que calificó de positiva y constructiva su gira.

El jefe de la Diplomacia española dijo "entender el enfado" de la sociedad por la inmensa pérdida de vidas humanas en la Franja, pero subrayó que el objetivo ahora debe ser "poner punto y final" a este sufrimiento, y no entrar a discutir si Israel debe ser juzgado por crímenes de lesa humanidad.