O.Próximo.- La esposa del soldado israelí secuestrado Ehud Goldwasser pide ayuda a España para recuperar a su marido

Actualizado 18/01/2008 0:38:12 CET

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La esposa del soldado israelí Ehud Goldwasser, secuestrado el 12 de junio de 2006 por la milicia libanesa de Hezbolá en Israel, pidió hoy ayuda a España para recuperar a su marido. Karnit Goldwasser aseguró que, desde su desaparición, nadie sabe nada sobre él, ni siquiera si está "vivo o muerto" o en qué condiciones se encuentra.

Goldwasser fue capturado junto a su compañero Eldad Regev en el que era su último día como "soldados estudiantes", ya que aún no estaban realizando el servicio militar. Desde entonces, ni la Cruz Roja ni ninguna autoridad han podido obtener información sobre su estado o su paradero, según Karnit.

"Los españoles podéis ayudar a que los soldados vuelvan a casa mucho antes", indicó en un acto celebrado en la sede de la Comunidad Judía de Madrid en honor de los prisioneros israelíes. En este sentido, señaló que el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación español, Miguel Ángel Moratinos, con el que se reunió hoy, le comunicó que había hablado con Hezbolá. "Yo le he pedido que lo recuerde cada vez que hable con ellos, que les pregunte", dijo.

Karnit añadió que ahora se están llevando a cabo negociaciones con la ONU, pero que las familias de los secuestrados desconocen "cuánto tiempo van a durar" y "lo que va a suceder". "No quisiéramos convertirnos en un caso como el de Ron Arad", indicó, en referencia al piloto israelí que desapareció en Líbano en 1986 y del que aún no se sabe nada.

También llamó la atención sobre la situación del soldado israelí Gilad Shalit, que fue secuestrado por Hamás en la Franja de Gaza tres semanas antes que su marido. Sin embargo, recordó que, en el caso de Shalit, su familia pudo saber que aún estaba con vida el 31 de diciembre de 2006, cuando recibió un vídeo en el que pudieron comprobar que se encontraba bien.

Karnit lamentó la situación por la que atraviesan su marido, su familia y ella misma, ya que "todos los valores" en los que han sido educados se han vuelto en su contra. "Gilad, Ehud y Eldad (...) fueron secuestrados porque pertenecían al Ejército y llevaban uniforme. No era nada personal contra ellos", declaró.

Por último, describió a su marido, al que conoce desde hace diez años y con el que se casó hace algo más de dos años, como a "un hombre de grandes valores" y pidió ayuda para lograr su liberación.

En el acto también estuvieron presentes el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica; el embajador de Israel en Madrid, Raphael Schutz; y el presidente de la Comunidad Judía en Madrid, Jacobo Israel Garzón.

Garzón también exigió la puesta en libertad de los dos soldados capturados por Hezbolá y destacó que "no fueron secuestrados en medio de la guerra, pues no existía guerra alguna entre Líbano e Israel, sino que fue su secuestro en territorio israelí lo que provocó una guerra, mostrando la importancia que da Israel a la vida y la seguridad de sus hijos". "Tampoco Gilad Shalit fue secuestrado en medio de una guerra, sino después de la salida de los israelíes de Gaza", agregó.

Por su parte, Múgica, de religión judía y cuyo hermano, Fernando Múgica, murió a manos de la banda terrorista ETA, consideró que los secuestradores han atentado contra los valores que "tanto enarbolan" de "la libertad y la vida".