O.Próximo.- Más de 20 ex altos cargos internacionales urgen a Occidente a apoyar el acuerdo de reconciliación

Actualizado 11/06/2011 8:21:32 CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de ex presidentes de Gobierno, ministros de Exteriores y negociadores de paz han redactado una carta abierta para solicitar a la comunidad internacional, y especialmente a Occidente, que apoye el acuerdo de reconciliación palestino entre Hamás y Al Fatá.

"En particular, urgimos a Estados Unidos y la Unión Europea a participar de manera constructiva con el Gobierno de transición así como con el liderazgo palestino que surja de las elecciones del año que viene", reza el texto. Entre los firmantes se encuentran el ex ministro de Exteriores francés Hubert Védrine; el ex primer ministro neerlandés Dries van Agt; y el ex ministro de Exteriores israelí Shlomo Ben Ami.

A comienzos de mayo, los partidos políticos de Al Fatá y Hamás firmaron un acuerdo en El Cairo para establecer un Gobierno de unidad y acordaron la creación de un Gabinete interino formado por tecnócratas y figuras no pertenecientes a ningún partido político. Además, se pactó la celebración de elecciones el año que viene.

"Pedir a Al Fatá que elija entre hacer las paces con Hamás o hacerlas con Israel es una elección falsa: una paz duradera con Israel sólo es posible si Hamás va a bordo del mismo barco", agrega la carta.

Los firmantes describen el establecimiento de una unión institucional y política entre la Franja de Gaza y Cisjordania como "una condición previa para el establecimiento de un Estado palestino unificado y viable", según ha informado la televisión iraní Press TV.

En conclusión, señalan, "apoyando el acuerdo de unidad palestino en su momento vital, Estados Unidos y la UE tienen una oportunidad para mostrar su compromiso con la solución de crear dos Estados, así como con las aspiraciones democráticas que se han estado solicitando estas últimas fechas en Oriente Próximo".

"Es difícil contemplar otra alternativa. Si la reconciliación está saboteada, lanzará el conflicto israelí-palestino a un estancamiento aún más profundo, con consecuencias dramáticas para todas las partes y para la comunidad internacional en general", apostilla el texto.