Actualizado 21/05/2007 20:16 CET

O.Próximo.- Noruega prepara el primer envío de ayuda directa al Gobierno palestino

OSLO, 21 May. (EP/AP) -

Noruega está preparando la primera transferencia de ayuda directa al Gobierno de coalición palestino, formado por los nacionalistas de Al Fatá y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), organización incluida en las listas de grupos terroristas de la UE y de Estados Unidos, según informó hoy el ministro de Asuntos Exteriores noruego, Jonas Gahr Stoere.

Noruega fue el país occidental que reconoció la legitimidad del Gobierno de coalición palestino a pesar de las reticencias de Estados Unidos y los principales países de la Unión Europea.

"El ministro de economía palestino, (Salam) Fayad, ha abierto una cuenta bancaria a través de la que podemos canalizar nuestro apoyo. Emplazo a otros a que nos sigan", declaró Stoere.

Noruega, aunque no forma parte de la UE, normalmente se alinea con la política exterior de Bruselas, pero en esta ocasión ha decidido desmarcarse y anunciar el envío de 10 millones de dólares (7,5 millones de euros).

"Hemos acordado la estrategia, pero no aplicaremos las mismas tácticas en todo momento", afirmó Stoere durante su intervención ante la Conferencia Anual de Europa que se celebra en Oslo. "Seguimos de cerca a los 27 miembros de la UE, pero debemos decidir por nosotros mismos, por lo que puede suceder que tomemos decisiones diferentes", explicó.

"Necesitamos demostrar que estamos preparados a comprometernos política y económicamente" con la administración palestina, con todos los miembros del Gobierno palestino, apuntó el máximo responsable de la diplomacia noruega.

Stoere reveló que Noruega aprovechó la reunión con los funcionarios palestinos para protestar por la violencia y por el lanzamiento de cohetes contra Israel. "Debe terminar (el lanzamiento de cohetes). Seguimos subrayando esto ante los líderes palestinos", aunque argumentó que para que esto suceda "tenemos que comprometernos y trabajar con el Gobierno de unidad nacional" palestino, apuntó Stoere.

Los países donantes deben animar a las fuerzas palestinas moderadas, demostrando a la gente que trabajar juntos políticamente y no violentamente mejorará su situación, añadió.

"Si este Gobierno de unidad palestino fracasa, entonces la política fracasará. Y la alternativa a la política es la violencia", concluyó.