Actualizado 01/07/2007 17:16 CET

O.Próximo.- Un nuevo balance eleva a siete el número de palestinos muertos en los ataques aéreos israelíes de ayer

JERUSALÉN, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de siete palestinos murieron ayer en ataques de la aviación israelí. En un primer ataque contra un turismo Subaru en la localidad de Yan Yunis, situada en el sur de la Franja de Gaza. Los dos proyectiles lanzados desde un aparato no tripulado israelí destruyeron por completo el vehículo y mataron a sus tres ocupantes, afiliados a las Brigadas Al Quds, brazo armado de Yihad Islámica.

Los muertos son Ziad Ghannam, de 43 años, un importante dirigente de las Brigadas Al Quds que podría ser el objetivo primordial del ataque; Mohamed ar Rai, de 38 años, responsable de la destrucción de un carro de combate israelí con un lanzagranadas cerca de la frontera de la Franja de Gaza; y Raed Ghannam, de 24, sobrino de Ziad, fabricante de explosivos.

El director del departamento de Urgencias y Ambulancias del Ministerio de Sanidad palestino, Muawiya Hassanein, indicó que los tres cuerpos llegaron al hospital "calcinados". Otros cuatro palestinos que se encontraban en las inmediaciones resultaron heridos. Uno de ellos se encuentra en estado crítico.

Horas después, un nuevo ataque israelí mató a cuatro palestinos. El objetivo era esta vez una herrería del centro de la Ciudad de Gaza, según testigos presenciales. Hassanein indicó que tres cadáveres llegaron al Hospital de los Mártires de Al Aqsa, dos de ellos eran padre e hijo. Uno de los heridos, Ali al Aydi, de 27 años, murió finalmente debido a la gravedad de las heridas sufridas.

El portavoz de Ayman Juda, grupo armado afín a Al Fatá, Abu Thaer, anunció que uno de los fallecidos era un líder de las operaciones del grupo, mientras que su hijo se dedicaba a la manufactura de explivos caseros que serían lanzados contra territorio israelí o utilizados en atentados.