Actualizado 16/01/2007 18:50 CET

O.Próximo.- Olmert aboga por facilitar el movimiento a los palestinos de Cisjordania sin ofrecer más concesiones

JERUSALÉN, 16 Ene. (EP/AP) -

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, recorrió hoy las nuevas terminales de paso construidas en el muro de separación israelí de Cisjordania y abogó por facilitar el movimiento de los palestinos, aunque sin ofrecer más concesiones.

Olmert pidió a los agentes militares y civiles a cargo de los puntos de paso que recorten el tiempo que les lleva a los civiles y comerciantes palestinos atravesar dichos puestos de control para entrar en Israel.

Así , el primer ministro dijo que 44 de los 160 obstáculos y 'checkpoints' (puestos de control) han sido desmantelados, y que este es sólo el primer paso. "El establecimiento de defensa está haciendo un esfuerzo tremendo para reducir el número de bloqueos de carretera, para facilitar el movimiento en Judea y Samaria, y para hacer una contribución a la calidad de vida de los residentes", afirmó.

Desmantelar estas barreras era una promesa clave que salió de la reunión que Olmert y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, mantuvieron el pasado 23 de diciembre en Jerusalén. Se desconoce de qué barreras en concreto habló Olmert. Los palestinos aseguran que no han notado ninguna mejora en la situación.

Las barreras de seguridad, que Israel alega son medidas de seguridad temporales para detener a suicidas, tienen apariencia de frontera, con vallados, patrullas y modernas terminales de paso.

Los palestinos han acusado a Israel de usar estas barreras y el muro de Cisjordania para apropiarse de territorios que pertenecen a los palestinos.

El en cruce de Efraim, instalación de nueve meses de antigüedad que es ahora la principal terminal para los palestinos que van a Israel desde el norte de Cisjordania, Olmert presionó a los funcionarios a cargo para que amplíen las horas de apertura del paso, y aceleren los procedimientos de registro.

Así, constató que los camiones están normalmente detenidos en los puntos de cruce durante 45 minutos mientras se escanean sus contenedores. Olmert dijo que este tiempo debería reducirse a 15 minutos.

"Hay una numerosa población cuya calidad de vida decidirá que tipo de vecinos serán", afirmó el mandatario israelí en referencia a los palestinos. Sin embargo, acto seguido Olmert recordó que "nada debe hacerse sin consideraciones de seguridad".

Respecto a la política que Israel está implantando de separación de los palestinos de Cisjordania del territorio israelí, Olmert dijo que los palestinos deberían impulsar la creación de "lugares de empleo donde viven" mejor que en Israel, para no depender así de Israel para trabajar. Miles de palestinos cruzan cada día las 'fronteras' para trabajar en territorio hebreo.