Publicado 22/04/2015 18:30CET

El PAM suspende algunas operaciones por la inseguridad en Sudán del Sur

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PAM) ha anunciado este miércoles que paralizará sus operaciones en los condados de Anoka y Fashoda, en Sudán del Sur, tras la desaparición de tres trabajadores de la agencia a principios de este mes.

"Lamentamos tener que suspender temporalmente la asistencia alimentaria en los condados de Anoka y Fashoda", ha explicado el director adjunto del PAM en Sudán del Sur, Eddie Rowe, según un comunicado de la agencia. "Esperamos reanudar las operaciones tan pronto como tengamos las garantías necesarias de que nuestro personal y nuestros socios pueden trabajar con seguridad", ha añadido.

La directora ejecutiva del PAM, Ertharin Cousin, ha pedido protección para los cooperantes por parte de las autoridades del país. "Estamos comprometidos a ayudar a la gente de Sudán del Sur de la mejor forma posible, pero no podemos llevar a cabo nuestro trabajo para salvar vidas a menos que las autoridades nacionales y locales estén dispuestas y sean capaces de proteger al personal humanitario", ha manifestado.

También ha expresado la inquietud de la agencia por la situación de los tres desaparecidos. "Estamos muy preocupados por la suerte de nuestros compañeros desaparecidos y estamos trabajando duro para su retorno seguro", ha afirmado. "Nuestro personal corre enormes riesgos todos los días para facilitar ayuda vital a personas con grandes necesidades", ha agregado. Cousin ha manifestado que también les preocupa "el bienestar de personas inocentes, especialmente mujeres y niños", que están sufriendo las consecuencias de la violencia en el país.

La agencia ha explicado que sus tres cooperantes desaparecieron el 1 de abril en el estado de Alto Nilo mientras viajaban en un convoy llevando alimentos a miles de personas afectadas por la violencia. "Los testigos dicen que estalló el combate entre comunidades a lo largo de la carretera por la que viajaban. El PAM perdió el contacto con los tres hombres y no se ha sabido nada de ellos desde entonces", ha explicado la agencia.

El Programa ha recordado que la desaparición se produce en un contexto de deterioro de la seguridad y aumento del acoso a los trabajadores humanitarios en Sudán del Sur. También ha expresado su temor por la posibilidad de que esta situación "haga más difícil para las agencias humanitarias llegar a las comunidades afectadas por el conflicto con ayuda muy necesaria, al tiempo que la temporada de escasez está a punto de empezar".

Otro cooperante del PAM, Mark Diang, fue secuestrado en octubre de 2014 en Malakal, la capital de Alto Nilo, y no se ha sabido nada de él desde entonces. Según la ONU, diez trabajadores humanitarios han sido asesinados en el estado desde el inicio del conflicto en Sudán del Sur hace más de 16 meses.

Para leer más