Papeleras.- Argentina entrega una nota de protesta al embajador de Uruguay

Actualizado 09/11/2007 18:09:56 CET

BUENOS AIRES, 9 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El gobierno del presidente argentino, Néstor Kirchner, convocó hoy al embajador de Uruguay en Argentina, Francisco Bustillo, para entregarle una nota de protesta por la decisión del presidente Tabaré Vázquez de habilitar el funcionamiento de la planta de celulosa de la empresa Botnia, eje de un conflicto entre los dos países.

La nota entregada a Bustillo por el viceministro de Asuntos Exteriores, Roberto García Moritán, contiene una "una fuerte protesta" por "autorizar a Botnia a funcionar, situación que agrava la controversia", según informó la agencia oficial Télam, que cita a fuentes oficiales.

El ministro de Asuntos Exteriores argentino, Jorge Taiana, que se encuentra en Santiago de Chile, junto al presidente argentino, Néstor Kirchner en la cumbre de mandatarios iberoamericanos, instruyó a García Moritán para que entregara la nota de protesta, con lo cual la controversia entre los dos países se agudizó aún más.

Vázquez decidió anoche habilitar el funcionamiento de la planta de Botnia, una medida que sorprendió a las autoridades argentinas, ya que diplomáticos de Argentina y Uruguay habían mantenido varias reuniones con el embajador español Juan Antonio Yáñez Barnuevo.

El diplomático había sido designado por el Rey Juan Carlos para facilitar el diálogo entre los dos países, tras la petición que presidente Kirchner hizo a su majestad el año pasado en Montevideo, en ocasión de la anterior cumbre iberoamericana.

La planta de Botnia está situada en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, frente a la localidad argentina de Gualeguaychú, y esta mañana comenzó a funcionar para empezar a producir pasta de celulosa, la materia prima del papel.

Ambientalistas argentinos mantienen cortado desde hace un año el puente internacional que une a los dos países y amenazan con realizar otras acciones, aunque no han adelantado cómo serían sus nuevas protestas.