Las partes enfrentadas en Yemen acuerdan un alto el fuego en Hodeida

Actualizado 13/12/2018 18:51:42 CET
Convoy de la ONU en Hodeida
REUTERS / ABDULJABBAR ZEYAD

"Estamos viviendo el principio del fin de una de las mayores tragedias del siglo XXI", resalta Guterres

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha anunciado este jueves que las partes enfrentadas en Yemen han acordado un alto el fuego en la ciudad portuaria de Hodeida y que esta quede bajo el control de fuerzas locales, al tiempo que no ha dudado en hablar del "principio del fin" del conflicto que dura ya casi cuatro años.

Según ha explicado al término de una semana de conversaciones entre el Gobierno yemení y los huthis en Suecia, las partes han llegado "a un acuerdo sobre la ciudad y el puerto de Hodeida, que prevé un repliegue mutuo de fuerzas del puerto y la ciudad y el establecimiento de un alto el fuego en toda la provincia", ha dicho.

En el caso del puerto "la ONU desempeñará un papel de observación" mientras que en lo que se refiere a la ciudad "el orden será responsabilidad de fuerzas locales conforme a la legislación yemení". En este sentido, ha confiado en que el Consejo de Seguridad de la ONU emita una resolución de respaldo y que los estados miembro ofrezcan servicios y tecnología para poder supervisar que el acuerdo se cumple.

Hodeida, controlada por los rebeldes huthis es el principal puerto de entrada para la ayuda humanitaria y las importaciones. La ciudad es objeto de una ofensiva por parte del Gobierno y la coalición que lidera Arabia Saudí desde hace varios meses.

El enviado de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, ha precisado que las fuerzas armadas de ambos bandos se retirarán "en unos días" del puerto de Hodeida y posteriormente de la ciudad, donde las tropas de la coalición están concentras en los alrededores.

Según Griffiths, la retirada de tropas también incluirá el puerto de Salif, usado para granos, y el de Ras Isa, usado para petróleo, los cuales se encuentran actualmente también en manos de los huthis. Además, ha indicado que el alto el fuego busca "abrir la carretera este-oeste" que conecta Hodeida con Saná para que se pueda comenzar a repartir ayuda humanitaria.

De acuerdo con la cadena saudí Al Arabiya, el repliegue de los huthis de los puertos se producirá en 14 días y su retirada de la ciudad de Hodeida hacia el norte en 21 días.

Guterres no ha dudado en resaltar la importancia de que se haya llegado a un acuerdo sobre Hodeida, ya que era considerado como la cuestión más complicada. "Eso nos da esperanza en que este proceso ahora irá avanzando paso a paso y que seremos capaces de superar todos los obstáculos a los que nos enfrentamos, a sabiendas de que solo una solución política puede resolver el problema", ha afirmado.

Además, ha anunciado que las partes también han llegado a un "entendimiento mutuo" para aliviar la situación en la ciudad de Taiz, controlada por los huthis. "Esto llevará a la apertura de corredores humanitarios y facilitará la llegada de bienes", ha destacado.

Por otra parte, el secretario general de la ONU ha adelantado que en la próxima ronda de conversaciones prevista para enero se discutirá un marco político para la paz en el país.

"PRINCIPIO DEL FIN"

"Estamos viviendo el principio del fin de una de las mayores tragedias del siglo XXI, el conflicto de Yemen, la peor situación humanitaria a la que nos enfrentamos", ha insistido el secretario general, que ha resaltado "el valor y la determinación" de las dos delegaciones y los esfuerzos realizados por Griffiths para facilitar el acuerdo.

No obstante, ha reconocido que "aún queda mucho camino por recorrer". "Este es solo el principio de un proceso en el que hay una voluntad clara de un fin que resulte en la paz en Yemen y el futuro que los yemeníes se merecen", ha agregado.

Griffiths ha precisado que se sigue trabajando en otro de los puntos clave, la reapertura del aeropuerto de Saná, la capital, controlada por los huthis desde septiembre de 2014. Según ha precisado, parece haber consenso en que el punto de partida sea que se abra primero para vuelos domésticos.

"La ONU quiere que el aeropuerto se abra lo antes posible, como han acordado las partes, y me gustaría pensar que en la próxima semana, puede que en menos, podríamos encontrar un acuerdo", ha precisado.

REACCIONES

El secretario de Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash, ha celebrado el acuerdo. "Noticias alentadoras desde Suecia. Se ha hecho un progreso político importante, incluido el estatus de Hodeida", ha escrito en Twitter.

"La presión militar de la coalición y las fuerzas yemeníes ha permitido este significativo avance", ha defendido Gargash, cuyo país está participando activamente en la operación sobre Hodeida.

El embajador saudí en Estados Unidos, príncipe Jalid bin Salmán, ha dado la bienvenida al pacto. "El acuerdo anunciado hoy ayudará a devolver la seguridad a la región, incluida la seguridad del mar Rojo, un curso de agua vital para el comercio internacional", ha escrito en su Twitter, añadiendo que espera que los huthis dejen de "trabajar en nombre de los intereses del régimen iraní".

Las organizaciones humanitarias también han celebrado el acuerdo. "Cualquier progreso hacia la paz es un buen progreso, siempre y cuando ayude a los yemeníes que han sufrido tanto en este conflicto", ha destacado el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley.

"El anuncio de hoy nos da esperanza de que el trabajo del PMA para alimentar a 12 millones de yemeníes gravemente hambrientos podría ser más fácil en las próximas semanas y meses", ha añadido.

Por su parte, el secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Jan Egeland, también ha dicho ver "con optimismo y alivio" el acuerdo entre las partes. "De aplicarse por completo por todas las partes podría tener el poder de cambiar el curso de la crisis en Yemen", ha advertido.

Asimismo, ha animado a seguir avanzando en el proceso "con compromiso y resolución". "Las promesas hecha en Suecia solo serán significativas cuando los civiles en Yemen vean un cese de las hostilidades, corredores seguros para el movimiento de personas y suministros, y pasos concretos para restaurar la economía del país", ha añadido.