La Policía de Etiopía cifra en 28 los muertos en la reciente ola de violencia en Adís Abeba

Publicado 24/09/2018 22:04:06CET

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Etiopía ha confirmado este lunes la muerte de 28 personas en el marco de la reciente ola de violencia registrada en la capital del país, Adís Abeba, al tiempo que ha detallado que nueve de ellas fallecieron a manos de las fuerzas de seguridad.

El comisario de la Comisión de la Policía de Adís Abeba, Degfie Bedi, ha detallado que catorce personas murieron en Kolfe, cinco Adís Ketema, cinco en Kirkos, tres en Lafto y una en Arada. Los incidentes tuvieron lugar entre el 12 y el 17 de este mes.

Asimismo, ha dicho que la mayoría de las víctimas murieron tras ser golpeadas con palos y piedras, al tiempo que ha expresado su "profundo pesar" por lo sucedido, según ha informado la cadena de televisión local Fana.

Degfie ha subrayado que más de 1.200 personas han sido detenidas por haber participado en los incidentes y se encuentran retenidas en Tolay para recibir "entrenamiento", sin especificar a qué se refiere con ello.

Medios independientes habían indicado que podría haber hasta 60 muertos. Según estos medios, jóvenes oromos atacaron a miembros de otros grupos étnicos en varias zonas próximas a la capital situadas en la región de Oromía y se habrían producido igualmente violaciones y saqueos.

Según los testimonios recogidos por la agencia británica de noticias Reuters, algunas tiendas fueron saqueadas y algunas personas fueron atacadas por turbas de jóvenes oromos que atacaron a miembros de otras minorías étnicas en el distrito de Burayu, al noroeste de Adís Abeba.

Los ataques coincidieron con la llegada a Adís Abeba el 15 de septiembre del líder del Frente de Liberación Oromo (OLF), Dawud Ibsa, quien fue recibido por cientos de miles de personas en la céntrica plaza Meskel de la capital. El OLF era considerado una organización terrorista hasta hace unos meses pero firmó un acuerdo de paz con el Gobierno hace unas semanas.

Los oromos son la etnia mayoritaria en Etiopía pero tradicionalmente habían estado marginados del poder, lo que provocó en los últimos años violentas protestas que dejaron cientos de muertos y que en último término fueron uno de los motivos de la dimisión del primer ministro, Hailemariam Desalegn, el pasado febrero. Abiy es el primer jefe de Gobierno oromo que tiene el país.