Actualizado 10/12/2016 17:59 CET

El presidente electo Barrow condena la negativa de Jamé a aceptar el resultado de los comicios

Adama Barrow, candidato opositor
THIERRY GOUEGNON/REUTERS

BANJUL, 10 Dic. (Reuters/EP) -

El presidente electo de Gammbia, Adama Barrow, ha comparecido este sábado para asegurar que su rival en las urnas y presidente saliente Yahya Jamé no tiene postestad para anular el resultado de los comicios.

Jamé solicitó ayer la repetición de los comicios tras rechazar la ajustada victoria de su rival opositor, victoria que había aceptado públicamente en un primer momento tras los comicios del pasado 1 de diciembre.

"El presidente saliente no tiene autoridad constitucional para rechazzar el resultado de los comicios", ha declarado Barrow tras una reunión de emergencia.

"He abierto un canal de comunicación para convencerle de la necesidad de contar con una transferencia de poderes sin obstáculo por el bien supremo de este país", ha añadido.

En un discurso televisado en la cadena estatal y recogido por el diario 'Jollof News', Jamé ha asegurado que su equipo ha realizado una investigación en torno a los comicios, revelando numerosas discrepancias y "errores inaceptables" por parte de la comisión electoral, por lo que ha rechazado los resultados "en su totalidad".

Jamé, de 51 años, ha gobernado en el país africano desde julio de 1994; sin embargo, Barrow fue declarado vencedor de los comicios con un recuento inicial de 263.515 votos (un 45,5 por ciento de las papeletas), frente a los 212.099 (un 36,7 por ciento) que obtuvo Jamé, poniendo así punto y final a 22 años de mandato en el país africano.

Los resultados definitivos de la comisión corrigen estas cifras, asegurando que Barrow obtuvo 227.708 (43 por ciento) votos, frente a los 208.487 (40 por ciento).

Tras los primeros resultados, Jamé aceptó su derrota e incluso realizó una llamada telefónica para felicitarle.