Publicado 06/03/2021 09:22CET

El presidente de República del Congo comienza la campaña a la reelección bajo promesas de recuperación económica

Archivo - El presidente de Congo, Dennis Sassou Nguesso, con Angela Merkel
Archivo - El presidente de Congo, Dennis Sassou Nguesso, con Angela Merkel - Kay Nietfeld/dpa - Archivo

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de República del Congo, Dennis Sassou Nguesso, ha dado este viernes el pistoletazo de salida a la campaña electoral de las elecciones del próximo 21 de marzo, en las que intentará revalidar por cuarta vez su longevo mandato de más de tres décadas al frente del país.

En un discurso en la ciudad de Pointe Noire, en el sur del país, el mandatario trazó las líneas maestras de su plan para la "paz, recuperación y diversificación de la economía" en medio de un momento crítico por la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

"Todos estaremos comprometidos con la recuperación económica del país y prometo un amplio programa de recuperación agrícola a partir del año que viene, si resulto elegido", prometió a sus simpatizantes durante el discurso, recogido por Radio Francia Internacional.

Este sábado 6 de marzo aparecerá en Loango, cerca de Pointe-Noire. Y el domingo estará en Dolisie, la tercera ciudad más grande del país.

El candidato del Partido Congoleño del Trabajo (PCT), de 77 años de edad, tendrá entre otros opositores a Mathias Dzon, su exministro de Hacienda entre 1997 y 2002 o Guy-Brice Parfait Kolélas, que ocupó el segundo lugar en las elecciones presidenciales de 2016.

Sassou Nguesso llegó al poder en 1979 y se mantuvo en la presidencia hasta 1992, cuando fue derrotado en unas elecciones. Sin embargo, la victoria de las fuerzas insurgentes que lideraba él mismo en la guerra civil de 1997 le permitió volver al poder en esa fecha, y no lo ha abandonado desde entonces.

El presidente congoleño ganó los comicios tras reformar la Constitución para habilitarle para un nuevo mandato a través de un referéndum celebrado en octubre. Con él se eliminaron los límites de edad y de mandatos que le hubieran impedido seguir en el cargo.