Publicado 06/08/2021 11:27CET

El primer ministro de Libia pide integrar en las instituciones estatales a los milicianos para consolidar la transición

Archivo - El primer ministro del Gobierno de unidad de Libia, Abdul Hamid Dbeibé
Archivo - El primer ministro del Gobierno de unidad de Libia, Abdul Hamid Dbeibé - Fabio Frustaci/POOL/LaPresse via / DPA - Archivo

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Libia, Abdul Hamid Dbeibé, ha reclamado a varios ministerios que trabajen para integrar en las instituciones estatales a los miembros de las distintas milicias que operan en el país, en el marco de los esfuerzos del Gobierno de unidad para consolidar la transición y celebrar elecciones en diciembre.

El primer ministro ha enviado cartas a los ministerios de Economía, Trabajo, Educación y Juventud para que celebren una conferencia con el Comité para Organizar, Absorber e Integrar a los milicianos con el objetivo de abordar este asunto.

En este sentido, ha subrayado la necesidad de llevar a cabo este programa de desmovilización e integración en las instituciones de seguridad y de que estas personas sean igualmente integradas en programas de apoyo, según ha informado el diario 'The Libya Herald'.

Dbeibé ha manifestado además que está trabajando para lograr instaurar un Estado civil con un Ejército "real y organizado", según 'The Libya Observer'. "Tenemos que sacrificarnos por la seguridad y la estabilidad de Libia y no permitiremos que nadie las amenace", ha argumentado.

El primer ministro destacó el miércoles que la reapertura de la carretera costera entre las ciudades de Sirte y Misrata, cerrada durante dos años a causa del conflicto, supone un paso hacia la unidad nacional y "contribuye a tener una mayor estabilidad y aliviar el sufrimiento de la población".

Naciones Unidas aplaudió la semana la reapertura de la carretera y resaltó que "el siguiente paso en el acuerdo de alto el fuego --alcanzado en octubre de 2020-- es el inicio de la retirada de todos los mercenarios, combatientes extranjeros y fuerzas de Libia sin retrasos".

El país africano cuenta desde marzo con un nuevo Gobierno de unidad tras un proceso de conversaciones para unificar las administraciones enfrentadas, después de que las autoridades asentadas en Trípoli, reconocidas internacionalmente, repelieran el año pasado la ofensiva lanzada por el general Jalifa Haftar --aliado de las autoridades orientales-- y tras un proceso de conversaciones que incluyeron un acuerdo de alto el fuego.

El nuevo Ejecutivo tiene entre sus principales objetivos la organización de unas elecciones legislativas y presidenciales previstas para el 24 de diciembre. Con estos comicios se esperaba dar carpetazo a la crisis institucional abierta en 2014 y a la inestabilidad que sufre desde la captura y ejecución en 2011 del entonces líder libio, Muamar Gadafi.

Para leer más