Uno de los principales partidos opositores de Sudán rechaza el llamamiento a una huelga general en el país

Sudán.- La oposición sudanesa teme un contragolpe si no hay acuerdo sobre la transición
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH - Archivo
Publicado 27/05/2019 11:44:48CET

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Partido de la Umma, uno de las principales formaciones opositoras de Sudán, ha rechazado el llamamiento formulado por líderes de las protestas a favor de una huelga de dos días en el país a partir del partes.

El partido, liderado por Sadiq al Mahdi, ha indicado en un comunicado que "el arma de la huelga general debe ser utilizada en circunstancias acordadas" por la oposición, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

La formación es parte integral de las Fuerzas para la Declaración de la Libertad y el Cambio, una coalición en la que se incluyen opositores y líderes de los manifestantes y que negocia una transición con la junta militar.

La convocatoria de huelga fue formulada el sábado por la Asociación de Profesionales de Sudán (SPA), que encabeza las protestas que se suceden desde hace meses en el país, en medio de un punto muerto en las negociaciones con el Ejército para crear un Gobierno civil.

"En este momento de la vida de nuestro país, no hay otra alternativa que utilizar el arma de la huelga general para rectificar el curso de la revolución y seguir el viaje que hemos comenzado", señaló el grupo en un comunicado recogido por el portal local de noticias Sudan Tribune.

Según la APS, el Ejército sigue insistiendo en dirigir la transición y mantener una mayoría militar en el consejo. El punto muerto en las conversaciones ha echado por tierra las esperanzas de una rápida recuperación de la crisis política en el país, que tuvo su momento álgido el 11 de abril, cuando el Ejército dio un golpe de Estado contra el entonces presidente, Omar Hasán al Bashir, tras 30 años en el poder.

Al frente del país quedó un Consejo Militar de Transición que prometió entregar el poder a un gobierno tras la celebración de elecciones en el plazo de dos años.

Sin embargo, los manifestantes quieren garantías de un control civil. El Ejército reconoció la semana pasada que la composición del Consejo Soberano sigue siendo el principal punto de fricción pero no ha entrado en detalles respecto a su posición.

Pese a ello, el 'número dos' de la junta militar, Mohamed Hamdan Daglo, recalcó que el Ejército quiere entregar cuanto antes el poder a un gobierno elegido democráticamente.

"Estamos cansados. Queremos entregar el poder hoy, no mañana", dijo Daglo, conocido como 'Hemeti', en una entrevista concedida al diario egipcio 'Al Ahram' y recogida por la agencia de noticias Reuters.

"Los miembros del consejo militares no son políticos y estamos esperando a que se forme el Gobierno", manifestó Daglo, quien encabeza las temidas Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), acusadas de estar detrás de la muerte de manifestantes.

En un gesto de apertura, la junta canceló el miércoles las restricciones sobre los sindicatos del país. Los derechos sindicales en el país son mínimos y no hay sindicatos independientes.

Contador

Para leer más