Las protestas por el aplazamiento electoral en la RDC lastran la lucha contra el ébola

Centro contra el ébola afectado por las protestas en Beni
REUTERS / STRINGER .
Actualizado 28/12/2018 21:57:14 CET

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El recrudecimiento de las protestas en varias ciudades del noreste de República Democrática del Congo (RDC) por el aplazamiento de las elecciones presidenciales ha añadido un nuevo desafío a la lucha contra la epidemia de ébola, que ya se ha cobrado más de 350 vidas desde la detección de los primeros casos el pasado mes de agosto.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha reconocido en Twitter que "algunas actividades" se han visto afectadas por la "inseguridad", aunque ha asegurado que los equipos de la agencia siguen trabajando.

Asimismo, ha recalcado en un comunicado posterior que tanto el organismo como sus socios "siguen respondiendo al brote de ébola en las provincias de Kivu Norte e Ituri (...) a pesar del deterioro de la seguridad desde la mañana de ayer (por el jueves)".

Tedros ha manifestado que los equipos de la OMS en Beni "no pudieron llevar a cabo" el jueves su "trabajo crítico de campo", incluidas vacunas, trabajos de trazabilidad y seguimiento de las alertas de nuevos casos.

"Las protestas en los edificios gubernamentales en Beni se extendieron a un centro de tránsito de ébola, asustando a la gente que estaba esperando los resultados de las pruebas y al personal que las estaba llevando acabo", ha detallado.

"El personal del centro se retiró temporalmente y la mayoría de los casos sospechosos fueron transferidos a un centro de tratamiento cercano", ha dicho, antes de agregar que en la localidad de Butembo "algunas alertas de casos potenciales fueron investigadas, mientras que los casos confirmados fueron transferidos a centros de tratamiento". "Sin embargo, los equipos fueron incapaces de trazar a los contactos o llevar a cabo vacunaciones", ha lamentado.

El director general de la OMS ha destacado que "se ha llegado a un punto crítico en la respuesta ante el ébola" y que "se están viendo signos de esperanza en muchas áreas, incluido una reciente disminución de los casos en Beni".

"Estos avances podrían perderse si sufrimos un periodo de prolongada inseguridad que resulte en un incremento de las transmisiones. Eso sería una tragedia para la población local, que ya ha sufrido demasiado", ha alertado.

En este sentido, ha manifestado que los equipos del organismo "están haciendo todo lo posible para seguir respondiendo, a pesar del desafío que supone el ambiente de seguridad". "En general, las comunidades en las zonas afectadas han apoyado la respuesta", ha dicho.

"Pedimos a todo el mundo que proteja las instalaciones sanitarias y facilite el acceso de los equipos a las poblaciones afectadas para que podemos detener este brote. La población debe además tener acceso seguro a los centros de tránsito y tratamiento que pueden salvar vidas y detener la expansión del ébola", ha manifestado.

La OMS vigila la situación en todo momento en colaboración con el Ministerio de Sanidad congoleño y, según su principal responsable, sigue "decidida a mantener el rumbo y terminar con el brote". "Esperamos poder retomar cuanto antes la totalidad de las operaciones, al tiempo que se garantiza la seguridad del personal desplegado", ha zanjado. El Gobierno elevó el jueves a 591 el número total de casos confirmados y probables, de los cuales 357 corresponden a fallecidos.

OXFAM SUSPENDE SUS TRABAJOS

Oxfam, sin embargo, ha anunciado en un comunicado la suspensión de sus trabajos. El director en funciones de la ONG en el país africano, Raphael Mbuyi, ha reconocido que la situación es "extremadamente preocupante", ya que la paralización de la asistencia puede ir asociada a un aumento en el número de casos de la enfermedad.

Para Mbuyi, "no es sorprendente que la gente que ha visto cómo les dejaban sin voto en el último momento esté frustrada y salga a las calles". "Estas personas se merecen también tener voz", ha añadido, después de que la Comisión Electoral aplazase a marzo las elecciones en varias zonas y decidiese seguir adelante con el proceso en el resto del país.

"Todas las partes necesitan encontrar una manera para que las personas que han sufrido el ébola y vivido décadas de conflicto violento puedan depositar su voto", ha reclamado el jefe de Oxfam.

En el marco de estas protestas, un grupo de manifestantes asaltó el jueves un centro de tránsito en Beni donde se trata los casos sospechosos de ébola a la espera de la confirmación en laboratorio. Más de una veintena de personas abandonaron estas instalaciones, si bien el Ministerio ha confirmado este viernes el regreso de al menos once.

Contador