Actualizado 25/10/2007 20:40 CET

R.Checa.- El Gobierno checo rechaza que militares rusos controlen las instalaciones del escudo antimisiles

PRAGA, 25 Oct. (EP/AP) -

El primer ministro checo, Mirek Topolanek, anunció hoy que prohibirá al Ejército ruso controlar el lugar propuesto por Washington para instalar el radar de su sistema de seguridad antimisiles. Topolanek dijo ante el Parlamento checo que se permitirán observadores civiles, "pero los soldados no serán invitados".

El secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, dijo hace dos días en Praga que había planteado a Rusia la posibilidad de contar con presencia en las instalaciones del escudo antimisiles estadounidense en República Checa y Polonia. Gates señaló que la propuesta pretende que Moscú tenga claro cómo operarían las instalaciones del sistema antimisiles. Cualquier observador ruso tendría que contar con el beneplácito del Gobierno checo o polaco, indicó Gates.