Publicado 10/02/2021 13:55CET

Los rebeldes de la CPC anuncian la apertura de un "corredor humanitario" con la capital de RCA

Militares de la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en República Centroafricana (MINUSCA)
Militares de la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en República Centroafricana (MINUSCA) - MINUSCA

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los grupos rebeldes integrados en la Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC), que lanzaron en diciembre una ofensiva en plena crisis electoral, han anunciado la apertura de un "corredor humanitario" que conecte con la capital, Bangui, ante el empeoramiento de la situación humanitaria en República Centroafricana (RCA).

El portavoz militar de la CPC, Abakar Sabone, ha resaltado en un comunicado que la autovía que conecta Bangui con Garoua-Boulai "está cerrado y bajo control" de los rebeldes desde el inicio de la ofensiva y ha agregado que permitirá "de forma excepcional y temporal", siempre "bajo su vigilancia", el uso de la misma "por razones humanitarias".

"La CPC advierte contra el uso de este eje que se desvíe de las disposiciones objeto de las negociaciones", ha dicho, antes de manifestar que "toda infracción" provocará "el nuevo cierre" de esta ruta. "La CPC se desentenderá de toda responsabilidad", ha añadido.

En este sentido, ha explicado que la decisión ha sido adoptada a raíz del impacto del cerco de la CPC a la capital y tras "contactos y negociaciones con actores humanitarios" para la "apertura de un corredor humanitario a las ONG y a la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en RCA (MINUSCA) para que puedan ejercer sus misiones de buenos oficios en todo el territorio centroafricano".

Durante la jornada del lunes llegó a Bangui el primer convoy con ayuda humanitaria desde el inicio de la ofensiva, según confirmó la MINUSMA. El convoy llegó desde Camerún tras varias semanas de suspensión del transporte por carretera en la carretera que conecta la capital con la localidad de Beloko.

El comunicado ha sido publicado después de que el Ejército de RCA lograran el martes nuevos avances en sus operaciones contra la CPC y recuperaran el control de la ciudad de Bouar (noroeste), tal y como ha recogido la emisora Radio France Internationale.

Por otra parte, una delegación de la Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEAC) se reunió recientemente con una delegación de la CPC --en la que participó Sabone-- para abordar la situación, si bien no estuvo presente el expresidente François Bozizé, acusado de estar detrás de la ofensiva de la coalición rebelde.

Según Radio France Internationale, estaba previsto que la delegación del organismo se reuniera el lunes con Bozizé en una zona de Chad situada cerca de la frontera con RCA, si bien finalmente estuvo representado por su hijo Jean-Francis Bozizé y Makime Mokom, uno de los íderes de las milicias 'antibalaka'.

El propio Bozizé publicó el martes un comunicado para desmentir las informaciones sobre su arresto en Chad. "Me encuentro bien", dijo, antes de argumentar que desde su bando lo que se pude es "diálogo" para superar la grave crisis política y de seguridad en la que se encuentra sumido nuevamente el país africano.

LA ONU PIDE DIÁLOGO

En este sentido, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, condenó "firmemente" la semana pasada el aumento de la violencia en RCA y abogó por un diálogo "inclusivo" con la oposición y los grupos armados que hayan renunciado a la violencia.

El portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, dijo que Guterres "ha tomado nota" de la confirmación de los resultados de las presidenciales por parte del Tribunal Constitucional, que ratificó la victoria del actual presidente, Faustin-Archange Touadéra, en medio de las denuncias de la oposición.

Las palabras de Dujarric llegaron poco después de que la coalición opositora Coalición de Oposición Democrática 2020 (COD-2020) anunciara que los resultados de las elecciones presidenciales y parlamentarias y que "se retira completamente" de lo que describió como "un calamitoso proceso electoral".

Sin embargo, el partido del ex primer ministro Anicet Georges Dologuélé, quien quedó segundo en las presidenciales, se desmarcó de este comunicado y manifestó que presentará candidatos a la segunda vuelta de las legislativas.

Por su parte, la CPC aceptó el 2 de febrero la propuesta de alto el fuego presentada por los países de los Grandes Lagos y Chad, tras la ofensiva que lanzaron en diciembre en plena polémica por las elecciones, según confirmó el propio Sabome.

Las tensiones han repuntado de forma a raíz de la decisión del 3 de diciembre del Constitucional de descartar la candidatura de Bozizé, quien regresó al país a finales de 2019 para volver a ser candidato a la Presidencia, cargo que abandonó en 2014 ante el levantamiento de los rebeldes de Séléka, predominantemente musulmanes.

Inmediatamente después de la decisión surgieron informaciones sobre reuniones mantenidas por Bozizé con diversos grupos armados, incluidos antiguos integrantes de Séléka y los 'antibalaka' --unas milicias de mayoría cristiana que surgieron en respuesta a los abusos de los integrantes de Séléka--, lo que llevó a las autoridades a acusarle de intentar fomentar un golpe de Estado.

Las elecciones fueron celebradas a pesar de la ofensiva rebelde y de las reclamaciones de la oposición sobre un aplazamiento, rechazado por el Constitucional. La COD-2020 se ha negado a reconocer los resultados y ha denunciado irregularidades en la votación, si bien ha condenado la ofensiva de la CPC.

Para leer más