Publicado 01/02/2021 16:34CET

Reino Unido impone sanciones contra cuatro altos cargos de Zimbabue por "graves violaciones a los DDHH"

El ministro de Exteriores británico, Dominic Raab.
El ministro de Exteriores británico, Dominic Raab. - Pippa Fowles/Downing Street/dpa

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Reino Unido ha impuesto este lunes sanciones contra cuatro altos cargos de seguridad de Zimbabue, a los que ha acusado de ser responsables de "graves violaciones a los Derechos Humanos", en el marco de las protestas registradas después de que el presidente, Emmerson Manangagwa, se hiciera con el poder en 2017.

En concreto, las sanciones, las primeras dictadas contra individuos bajo el nuevo régimen de "sanciones autónomas" de Reino Unido --que entró en vigor el 31 de diciembre--, se dirigen contra el ministro de Seguridad Estatal, Owen Ncube; el director general de la Organización Central de Inteligencia, Isaac Moyo; el comisionado general para la Policía de Zimbabue, Godwin Matanga; y el excomandante de la guardia presidencial Anselem Sanyatwe.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores británico ha detallado, en referencia a las violaciones a los Derechos Humanos mencionadas, que estas incluyen la represión patrocinada por el Estado contra la protestas de enero de 2019, que provocó la muerte de 17 zimbabuenses, y la violencia postelectoral de agosto de 2018, en la que perdieron la vida seis manifestantes.

"Estas sanciones envían un claro mensaje de que haremos rendir cuentas a aquellos responsables de las más atroces violaciones a los Derechos Humanos, incluyendo las muertes de zimbabuenses inocentes", ha recalcado el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, que ha subrayado que el Ejecutivo "continuará presionando" para que Zimbabue lleve a cabo las reformas políticas y económicas necesarias para beneficiar a su población.

Las sanciones implican que los afectados no pueden viajar libremente a Reino Unido, canalizar dinero a través de bancos de Reino Unido u obtener beneficio alguno de la economía del país europeo. "Estas medidas restrictivas no están dirigidas a la economía general ni al pueblo de Zimbabue, ni pretenden afectarles", ha matizado el Ministerio de Exteriores británico.

Para leer más