Publicado 16/06/2021 18:04CET

Reino Unido registra sus peores datos de contagio de coronavirus desde febrero

Vacunación contra el coronavirus en Londres
Vacunación contra el coronavirus en Londres - DINENDRA HARIA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El Gobierno hará obligatoria la vacuna para los trabajadores de residencias de mayores en Inglaterra

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad británico ha notificado este miércoles más de 9.000 nuevos casos de coronavirus, un balance diario que Reino Unido no alcanzaba desde el mes de febrero y que pone en guardia a unas autoridades que ya han retrasado la desescalada prevista de cara al verano.

En concreto, Reino Unido ha sumado 9.055 nuevos positivos, lo que eleva a 4.589.814 el total desde el inicio de la pandemia de COVID-19. Al menos 127.926 enfermos han perdido la vida, nueve más que el martes, mientras sigue creciendo la tasa de ingresos hospitalarios.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, ha reconocido ante la Cámara de los Comunes que las hospitalizaciones han aumentado un 48 por ciento en la última semana, si bien ha matizado que en su mayoría se trata de personas menores de 50 años que no han completado la pauta de vacunación.

El Gobierno estima que más de 42 millones de personas han recibido ya al menos una dosis de la vacuna, mientras que 30 millones han completado la pauta, dentro de una campaña que se extiende ya hasta los veinteañeros y con la que se intenta hacer frente a la expansión de la variante india del virus.

El Ejecutivo de Boris Johnson ha retrasado al 19 de julio el final de la desescalada en Inglaterra, fecha a la que se ha ceñido este miércoles Hancock. "No necesitaremos más que estas cuatro semanas para concluir el trabajo", ha esgrimido ante los diputados.

El ministro espera que ganar tiempo sirva también para evitar más muertes, si bien ha dejado claro que erradicar por completo el virus "no es posible" y que, llegada la fecha, Reino Unido deberá seguir conviviendo con él, aunque ya con un mayor porcentaje de la población inmunizada.

En aras de la protección, el Gobierno ha confirmado también que la vacunación será obligatoria en el caso de los trabajadores de residencias de mayores y no descarta que pueda serlo también para los funcionarios de la sanidad pública. Hancock ha explicado que se ha dado este paso después de un "cuidadoso" estudio: "Sabemos que la vacuna no solo te protege a ti, sino también a los que te rodean".

Unas 40.000 personas han muerto al contagiarse en residencias de Inglaterra y, aunque la mayor parte de los trabajadores de estos centros ya están vacunados, se estima que podría haber más de 50.000 aún sin inmunizar, según la cadena de televisión Sky News.