Residentes de un suburbio marsellés expulsan a gitanos romaníes

Actualizado 28/09/2012 20:14:31 CET

MARSELLA (FRANCIA), 28 Sep. (Reuters/EP) -

Los residentes de un empobrecido barrio del norte de Marsella han desalojado por la fuerza a los habitantes de un campamento de gitanos romaníes antes de prender fuego a la barriada, en una acción que los defensores de los derechos del pueblo gitano temen que pueda sentar un grave precedente.

Los marselleses expulsaron el pasado jueves a unos 40 gitanos en respuesta a una ola de robos en el barrio antes de incendiar sus tiendas de campaña. No se tiene constancia de heridos o fallecidos, pero las ONG han alertado de que esta acción ha tenido lugar por la desidia del Gobierno francés y podría repetirse en otros lugares del país, donde viven entre 15 y 20.000 personas de esta etnia.

"La gente se queja de que el Gobierno no está haciendo nada, así que se toma la justicia por su cuenta, y esto es lo que más nos temíamos", declaró el portavoz de la asociación Abate Pierre, Fathi Bouaroua.

Bajo el Gobierno del presidente francés, François Hollande, cientos de gitanos han sido deportados, pero los desalojos son más complicados ya que se requiere una orden judicial en lugar de una orden municipal de desalojo, más sencilla de obtener.

Fuentes policiales informaron de que los residentes no informaron a los agentes de sus planes y la senadora que representa al distrito, Samia Ghali, ha manifestado su simpatía hacia los vecinos, aunque lamentó la forma en la que procedió el desalojo.

"Me dijeron que estaban hartos de la situación y vivían rodeados de excrementos por todas partes", declaró Ghali al 'Le Figaro'.