Actualizado 08/01/2007 18:48 CET

R.Unido.- Los lores estudian introducir nuevas leyes más duras para los enfermos mentales a propuesta del Gobierno

LONDRES, 8 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Marta Altuna) -

Los lores británicos estudian las medidas presentadas por el Gobierno para que se pueda permitar que algunos enfermos mentales sean encerrados aunque no hayan cometido crimen alguno. Asimismo estas medidas refuerzan los poderes establecidos en 1983 para que se obligue a los pacientes a seguir con tratamientos una vez hayan salido de los centros psiquiátricos.

No obstante, los grupos de defensa de los Derechos Humanos indicaron que estas leyes violan los derechos de estos ciudadanos y los derechos de los pacientes. La secretaria de Estado de Sanidad británica, Rosie Winterton, dijo que la ley reflejará los cambios que ha habido en los servicios de salud mental en los últimos años.

Las leyes actuales no permiten que las personas con desórdenes severos puedan ser detenidas sin haber cometido ningún delito. Alrededor de 50 parlamentarios laboristas han firmado un documento indicando su intención de votar contra la ley que se aplicaría a Inglaterra y Gales.

Estos cambios podrían afectar a alrededor de 14.000 personas de las 600.000 que actualmente usan los servicios de salud mental. La profesora Sheila Hollins, que preside el Colegio de Psiquiatras, dijo que estos cambios no ayudarán a la gente con problemas mentales. "Creo que la idea de que esta ley va a prevenir homicidios y asaltos es una equivocación", destacó.