Rusia se prepara para eliminar a los talibán de su listado de organizaciones terroristas

Archivo - September 7, 2021, Kabul, Afghanistan: A mural symbolizing the Taliban flag was painted on the American embassy in Kabul. The country's leaders are omnipresent in the streets of the capital.
Archivo - September 7, 2021, Kabul, Afghanistan: A mural symbolizing the Taliban flag was painted on the American embassy in Kabul. The country's leaders are omnipresent in the streets of the capital. - Europa Press/Contacto/Adrien Vautier - Archivo
Publicado: lunes, 27 mayo 2024 14:32

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Rusia han planteado este lunes la posibilidad de eliminar a los talibán del listado de organizaciones terroristas, legitimando al movimiento fundamentalista como el "verdadero poder" de Afganistán después de que en agosto de 2021 tomaran el poder aprovechando la retirada de las tropas internacionales tras 20 años de presencia en el país.

Así se lo han trasladado el Ministerio de Asuntos Exteriores y el de Justicia al presidente Vladimir Putin. Fuentes de la diplomacia rusa han confirmado a la agencia de noticias TASS que este es un paso que "obligatorio" para el reconocimiento de los talibán.

"Los máximos dirigentes de Rusia esperamos que se tome una decisión. Pero aún quedan algunas cuestiones que deben superarse, después de lo cual los dirigentes rusos tomarán una decisión", ha manifestado la citada fuente, que confirma los planes de Moscú de reconocer al gobierno talibán.

En esta línea, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha reconocido que los talibán ostentan el "verdadero poder" en Afganistán, por lo que eliminarlos del listado de organizaciones terroristas es "una iniciativa que refleja una coincidencia con la realidad".

Asimismo, Lavrov ha aprovechado la ocasión para recalcar que ni siquiera el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas catalogó a los talibán como organización terrorista, sino que en su listado aparecen "entre doce y 15 personajes concretos".

Los talibán tomaron el poder en Afganistán en agosto de 2021 tras la huida de la capital, Kabul, del entonces presidente, Ashraf Ghani, en plena retirada de las tropas internacionales. Tras aquello, el movimiento fundamentalista ha impuesto una batería de restricciones a la vida pública, con el principal foco en mujeres y niñas, incluida la prohibición de su escolarización.

Leer más acerca de: