Sáhara.- Distintos gobiernos occidentales han saludado los esfuerzos emprendidos por Marruecos con su plan de autonomía

Actualizado 11/04/2007 21:40:58 CET

A pesar de ello, el Frente Polisario lo rechaza públicamente de plano y ha presentado su propia propuesta de solución a la ONU

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ofensiva diplomática que Marruecos inició en febrero pasado para presentar su plan de autonomía para el Sáhara Occidental ha conseguido que distintos gobiernos occidentales, Estados Unidos, Francia y España incluidos, hayan saludado los esfuerzos emprendidos por el reino alauí para desbloquear el conflicto.

La propuesta marroquí, de la que poco se sabe salvo que prevé conceder una autonomía amplia para la zona, pero que excluye la independencia, fue remitida hoy al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon.

El primer líder en pronunciarse sobre el plan fue el presidente francés, Jacques Chirac, a quien una delegación enviada directamente por el rey Mohammed VI le reservó la primicia de presentarle las líneas generales del plan, cuando éste aún no estaba finalizado en febrero pasado.

Chirac calificó de "constructivo" el plan marroquí, mientras que su ministro de Exteriores, Philippe Douste-Blazy, le añadió el calificativo de "serio". Un mes después, la delegación marroquí visitó Madrid para presentarles la propuesta al presidente José Luis Rodríguez Zapatero y al jefe de la diplomacia española, Miguel Angel Moratinos.

El ministro de Exteriores resaltó entonces en declaraciones a la prensa que tanto él como Zapatero le habían trasladado a Marruecos "la importancia de que las propuestas marroquíes se inscriban en la dinámica de diálogo entre las partes dentro del contexto de Naciones Unidas y (estén) encaminadas al hallazgo de una solución definitiva política, duradera y mutuamente aceptable que asuma el principio de autodeterminación".

Tras una acogida que fue tildada de fría por algunos analistas, en la cumbre hispano marroquí de marzo pasado Zapatero defendió el plan marroquí como "cauce" para el inicio de un diálogo entre las partes en el marco de la ONU.

El Gobierno de Estados Unidos también saludó los esfuerzos de Rabat para encontrar una "solución realista y realizable" a la cuestión del Sáhara, según indicó la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Leslie Phillips, al término de las entrevistas de una delegación marroquí con altos responsables estadounidenses.

"Estados Unidos aprecia el plan iniciado por el Gobierno marroquí y saluda los esfuerzos desplegados por Marruecos para encontrar una solución realista y realizable al problema del Sáhara", declaró la portavoz a la agencia oficial marroquí MAP.

La presidencia alemana de turno de la UE, a través del ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, también saludó la iniciativa marroquí, que ve "destinada a hacer avanzar un conflicto que se encuentra en un 'impasse' desde hace años".

El ministro portugués de Estado de Asuntos Exteriores, Luis Amado, declaró por su parte que Marruecos ha desplegado un esfuerzo que "todo el mundo reconoce en Europa para encontrar una nueva solución para la paz, la estabilidad y el desarrollo de la región".

El ministro belga de Cooperación y Desarrollo, Armand de Decker, calificó la iniciativa marroquí de "ambiciosa y audaz" y consideró que "hace evolucionar las cosas".

EL POLISARIO LO RECHAZA PORQUE EXCLUYE LA INDEPENDENCIA Frente a todas estas opiniones, la otra parte implicada en el conflico, el Frente Polisario, a quien Argelia apoya, ha rechazado de plano públicamente la propuesta marroquí, ya que excluye la opción de la independencia.

Por ello, ayer (madrugada de hoy en la España peninsular) presentó su propia propuesta de solución al secretariado de Naciones Unidas. Según un comunicado del presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y secretario general del Frente, Mohamed Abdelaziz, se trata de un proyecto "flexible" y "constructivo".

Garantiza, además, los derechos nacionales del pueblo saharaui "de acuerdo a las resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas y del Consejo de Seguridad, que llaman al ejercicio del pueblo saharaui de su derecho de autodeterminación a través de un referéndum libre y regular", según el mismo comunicado.

El texto añade que esta propuesta de solución es un "proyecto abierto a la cooperación y a relaciones de buenos vecinos con el reino de Marruecos y el conjunto de los países de la región". Además del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, esta propuesta introduce otros elementos como la posibilidad de futuras relaciones económicas, comerciales y de seguridad entre la RASD y Marruecos.