Salé anuncia oficialmente el fin de su alianza con los huthis tras los combates en la capital de Yemen

Alí Abdulá Salé
REUTERS/MOHAMED AL-SAYAGHI
Actualizado 04/12/2017 1:53:42 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Yemen Alí Abdulá Salé ha anunciado oficialmente este lunes el fin de su alianza con los huthis, tras los combates entre sus tropas y los rebeldes en la capital, Saná.

"Llega la 'hora cero' al campo de batalla en Saná. El país debe ser salvado de la locura de los huthis", ha indicado en un comunicado publicado a primera hora del día, según ha informado la cadena de televisión saudí Al Arabiya.

Así, ha abogado por poner fin al "gobierno de las milicias en territorio yemení", afirmando que los rebeldes han llevado a cabo "actos provocativos contra ciudadanos yemeníes".

La violencia se ha agravado en la última semana con la llamada de Salé a rebelarse contra las milicias huthis, sus antiguas aliadas. Las tropas leales a Salé cuentan ahora con el apoyo de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí.

El enfrentamiento entre los leales a Salí y los huthi estalló el pasado miércoles en la capital y desde entonces la situación ha empeorado a causa de la extensión de los enfrentamientos entre ambos bandos.

Los huthis y los partidarios de Salé, que gobernó el país durante 33 años, hicieron causa común y tomaron gran parte de Yemen en 2015 arrebatándoselo al Gobierno del presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi, si bien las tensiones entre ambos han aumentado en los últimos meses.

Los dos aliados fueron otrora feroces enemigos, ya que Salé lanzó varias guerras contra los huthis, que son miembros de la corriente zaidí del chiísmo, antes de las protestas de 2011 durante la llamada 'Primavera Árabe' que forzaron su renuncia.

Pese a su alianza frente a las fuerzas yemeníes apoyadas por Arabia Saudí --que respalda a Hadi, presidente reconocido internacionalmente--, han mantenido disputas frecuentes por la supremacía y su rivalidad llevó a enfrentamientos con muertos en agosto.

Un órgano político que establecieron sigue gobernando los centros más poblados de Yemen pero las disputas por las designaciones y la política han aumentado con los efectos del bloqueo impuesto por la coalición saudí el pasado 6 de noviembre, ahora levantado parcialmente.

Taha Mutawakil, un líder espiritual huthi, dijo en el sermón del viernes 24 de noviembre que el gobierno de Salé fueron "días negros" para Yemen y pidió a los huthis a declarar el estado de emergencia económica y a incautarse de los bienes de empresarios cercanos al expresidente.

El líder del movimiento, Abdulmalik al Huthi, afirmó posteriormente, en alusión aparente al expresidente: "él que no entiende el concepto de alianza y asociación, es un obstáculo y sabe solo ser una rival".

Por su parte, el Congreso General del Pueblo (CGP), el partido de Salé, se refirió a los combatientes huthis de "mercenarios de tebeo" en un comunicado. Finalmente, los combates han estallado a gran escala esta semana.