Ocho muertos, incluidos siete niños, por un tiroteo en un colegio de Sao Paulo

Actualizado 13/03/2019 23:00:18 CET

Los atacantes son dos adolescentes que llevaban una pistola y un arma medieval

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Al menos ocho personas han muerto, incluidos siete niños, por el tiroteo que se ha producido este miércoles en un colegio del estado brasileño de Sao Paulo, obra de dos adolescentes encapuchados que han utilizado una pistola y un arma medieval similar a un arco con flechas.

El comandante general de la Policía Militar, Marcelo Salles, ha contado en declaraciones a la prensa que el suceso ha tenido lugar a las 9.30 (hora local) en el colegio Raul Brasil, ubicado en el municipio de Suzano, en Sao Paulo, que cuenta con unos mil alumnos y más de cien trabajadores, conforme al censo escolar de 2017.

Los dos adolescentes han atacado inicialmente un concesionario cercano al centro educativo. De acuerdo con el diario brasileño 'O Globo', han preguntado por el dueño del negocio y cuando éste se ha presentado ante ellos le han disparado tres balas.

A continuación, se han dirigido al Raul Brasil y han abierto fuego de forma indiscriminada, primero contra la coordinadora pedagógica y otro trabajador y después contra los niños, que en ese momento estaban en la hora del recreo.

Además de la coordinadora pedagógica, han muerto siete alumnos y al menos otras 16 personas han resultado heridas y han sido trasladadas a hospitales. Los dos adolescentes se han suicidado en un pasillo del colegio.

Salle ha precisado que llevaban una pistola del calibre 38, un arma medieval similar a un arco con flechas, un hacha y cócteles molotov, entre otros explosivos, por lo que las fuerzas de seguridad han registrado a fondo el colegio para descartar que hubieran colocado una bomba.

"Probablemente, fue un acto premeditado. Estaban equipados", ha valorado el coronel de la Policía Militar, Fabio Pellegrini, que también participa en la investigación del caso.

En un primer momento se ha informado de que los dos adolescentes eran antiguos alumnos del Raul Brasil pero la dirección del colegio lo ha desmentido. De momento, se desconocen los motivos del ataque.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, que se ha trasladado hasta el lugar, ha dicho que ha visto una de las escenas más tristes de su vida. "Estoy consternado", ha confesado. El Ejecutivo regional ha declarado tres días de luto oficial.

Por parte del Gobierno federal, solo se ha pronunciado el ministro de Educación, Ricardo Vélez. "Recibo con mucha tristeza la noticia", ha escrito en Twitter. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, asiduo de esta red social, guarda silencio.

Una de las primeras medidas de Bolsonaro, que tomó posesión del cargo el pasado 1 de enero, fue facilitar la compra, el registro y la tenencia de las armas de fuego en un país que en 2017 batió récord de homicidios, con una media de siete por hora.

Contador

Para leer más